Hispanos preocupados por situación de hospital en Brooklyn

Los administradores de Hospital Universitario de Long Island negociarán con un nuevo grupo inversor

Hispanos preocupados por situación de hospital en Brooklyn
Trabajadores y pacientes del Long Island College Hospital (LICH) siguen dependiendo de las gestiones que hagan las partes involucradas.
Foto: Archivo.

Nueva York – El cierre del Hospital Universitario de Long Island (LICH) sería lamentable para Juan Mora (76), que ha sido atendido varias veces durante el último año, por problemas de asma.

Mora indicó que la preocupación se extiende entre la comunidad de Cobble Hill en Brooklyn -donde está ubicado el hospital- que desde hace varios meses ha estado tratando de mantener a flote a LICH, participando de reuniones para pedirle a SUNY (Universidad del estado de Nueva York que administra el hospital desde 2011) buscar soluciones que eviten el cierre de la institución.

SUNY, tras anunciar ayer la suspensión de las negociaciones con la compañía Brooklyn Health Partners (BHP), por no demostrar la capacidad monetaria para invertir en el hospital, iniciará el proceso con el siguiente grupo inversor Peebles Corporation, que en los $260 millones de la propuesta no mantendrá el hospital de servicio completo.

De acuerdo a David Doyle, portavoz de SUNY, “aun se mantiene sin resolver si Peebles se comprometerá a proteger el servicio de cuidado de salud para la comunidad, así cómo si habrá una solución a largo plazo para LICH”.

Según la oferta de Peebles Corporation, se asociará con el Centro Médico Maimónides, North-Shore-LIJ y ProHEALTH para desarrollar un departamento de emergencias independiente -de atención las 24 horas- un centro de cuidado de salud de urgencias y unidades residenciales con hasta un 35% de viviendas de costo accesible.

LICH, que cuenta con una capacidad de 260 camas, deberá ser adquirido para el 22 de mayo, fecha en que podría cerrar sus puertas debido al permiso de un juez de la Corte Suprema estatal tras demostrarse que mensualmente el hospital pierde dinero.