Office Depot cerrará 400 tiendas

Nueva York— Corren malos tiempos para las tiendas en las calles y centros comerciales de EE. UU. A los cierres anunciados por RadioShack, Staples y JC. Penney entre otros. Ayer, Office Depot anunció que ha decidido cerrar 400 de sus establecimientos. Los primeros 150 no se harán esperar y desaparecerán del paisaje comercial este mismo año.

La empresa de material de oficina compró en noviembre del año pasado a su competidora OfficeMax y algunas de las tiendas se solapaban en algunas zonas geográficas motivo por el cual, desde la compañía ya se transmitió que se iban a cerrar algunos establecimientos. De hecho, pocos meses después del acuerdo de compra se ha ido echado el cierre a 22 tiendas. La compañía espera tener un aumento de los ahorros con estos cierres, al menos, $75 millones a finales de 2016. Se espera que para 2016 se hayan completado.

Las ventas de Office Depot han caído un 3% en el primer trimestre en el área de Norteamerica. Aunque la empresa se ha beneficiado de unas mejores ingresos en los servicios de copias e impresiones, se ha notado una caída de ventas de productos de oficina, muebles y tecnología, algo que también ha percibido Staples. En el primer trimestre la empresa se anotó una pérdida neta de $109 millones de dólares. El año pasado también dejó su beneficio en números rojos aunque no tan abultados.

Tanto Office Depot como su competidor Staples están sufriendo la competencia de los comercios en Internet y la amplia oferta que tienen otras tiendas como las farmacias, donde se venden casi todo tipo de material de oficina. Con todo, Office Depot, espera recuperarse a lo largo de este año y ayer sus directivos elevaron sus perspectivas de beneficios operativos para el cierre del presente ejercicio.