Altercado callejero trae 10 años de cárcel a hispano

Los sucesos ocurrieron hace dos años en El Bronx entre un joven, una pandilla y un policía fuera de servicio
Altercado callejero trae 10 años de cárcel a hispano
El sentenciado disparó a un grupo de personas porque le habían lanzado una botella.

El Bronx – Joseph Báez, quien disparó a un grupo de matones en 2012 porque le lanzaron latas de cerveza, e hirió a un policía fuera de servicio, ha sido condenado a 10 años de cárcel y 3 ½ de libertad vigilada.

“Estoy arrepentido, muy arrepentido, lo siento no solo por las víctimas sino por mi familia”, declaró Báez (23) antes de ser sentenciado por la juez Troy K. Webber.

Stacy Richman, abogada de Báez, culpó al sistema por no atender los problemas psiquiátricos del condenado. La juez se dirigió a Báez para decirle, “Usted echa la culpa al sistema pero usted es el que disparó porque le habían lanzado una botella… debe entender que tiene responsabilidades por sus acciones”.

El 24 de junio 2012 Báez tuvo un altercado en el área de University Heights en El Bronx con un grupo de matones ebrios y luego marchó hacia su auto. Mientras caminaba el grupo se entretuvo lanzando latas de cerveza a Nelson Vergara (38) cuando pasaba por allí. Cuando Báez llegó a su auto tomó su pistola y disparó al grupo hiriendo a Vergara en el hombro izquierdo y la espinilla derecha.

Lo que no sabían ni Báez ni el grupo es que habían elegido a la victima equivocada. Vergara iba para su casa después de terminar su trabajo como policía en el precinto 33 de Manhattan. Además de su entrenamiento policial Vergara ha servido dos turnos de combate en Irak, y antes, tras el ataque terrorista del 9/11, fue uno de los primeros en acudir al lugar.

Vergara devolvió los disparos hiriendo a Báez en la cadera para después esposarlo, y además de eso detener a uno de los matones: Adonis Almonte.

Vergara, ahora promocionado a detective de NYPD, estuvo presente en la sala y se limitó a decir que estaba feliz de que todo hubiera terminado. “Aprecio a los [policías] que han venido a apoyarme, a la fiscalía y a todos los que me han ayudado”.

Los padres de Báez salieron de la sala sin hacer declaraciones a El Diario La Prensa.