El heredero de Gabo

Es hora de ponerle atención al guionista y director de cine Rodrigo García Barcha
El heredero de Gabo
Rodrigo García Barcha durante el velorio de su famoso padre, Gabriel Gracía Márquez, en Ciudad de México.
Foto: Getty

Nueva York — Es su hijo mayor, Rodrigo García Barcha, quien nunca estuvo a la sombra de su padre, ni lo imitó, ni asistió a eventos públicos con su progenitor.

El gran escritor colombiano del que todo el mundo tuvo algo que decir tras su muerte, en privado, se debió haber sentido orgulloso del hijo que siguió su propio camino como guionista y director de cine y televisión. Pero es poco conocido en Iberoamérica y ha sido injustamente ignorado en los premios.

Rodrigo García ha sido bueno en lo que su padre no se destacó: como escritor de diálogos. Enorme narrador, hay pocas conversaciones memorables entre los personajes en la obra de Gabo. Y con todo lo que admiró a Ernest Hemingway, gran escritor de diálogos.

En cambio, Rodrigo ha hecho carrera en Hollywood con obras en las que destacan los diálogos más que las imágenes. La obra del hijo no tiene nada de Realismo Mágico: es una obra íntima, de personajes urbanos, casi siempre mujeres en situaciones domésticas, crudas.

Mientras el padre recreaba el mundo Caribe y rural, el hijo crecía en Ciudad de México, una de las ciudades más grandes del mundo. Aprendió inglés y de a pocos se consiguió un espacio en Hollywood. Todas sus obras son en inglés y casi siempre se desarrollan en Los Ángeles.

La película “Con Tan Solo Mirarla” cuenta cinco historias de personajes que se entremezclan en aquella ciudad. “Diez pequeñas historias de amor”, contiene igual número de monólogos de mujeres que cuentan sobre los hombres que marcaron sus vidas. “Nueva Vidas” consta de nueve tomas ininterrumpidas de mujeres en un momento complicado. “Madre e Hijo” desarrolla el tema de la adopción y sigue a tres mujeres con sus luchas alrededor de la maternidad.

Resulta impresionante la cantidad de estrellas que participan en sus filmes y que cobran muy por debajo de lo que están acostumbradas sólo por participar en buenas obras de ficción.

También en la televisión Rodrigo García ha dirigido capítulos de “Los Soprano”, “Six Feet Under” y “Carnivale”. Pero su consagración como escritor de diálogos se evidenció cuando adaptó “Be Tipul”, una serie de televisión israelí sobre un terapista y sus pacientes. “In treatment” (En terapia) se convirtió en su consagración: la fuerza de la historia está en las conversaciones en la sala de un psiquiatra.

Larga vida al rey García Márquez. Pero ahora hay que ponerle atención a su hijo el príncipe García Barcha.