Juez exhorta a negociar para evitar cierre de hospital en NYC

Si las conversaciones no prosperan, la litigación se prolongaría por años con el LICH cerrado

Guía de Regalos

Juez exhorta a negociar para evitar cierre de hospital en NYC
Trabajadores y pacientes del Long Island College Hospital (LICH) dependen de las gestiones que hagan las partes involucradas.
Foto: Archivo

A menos de una semana del cierre de un hospital que se encuentra en bancarrota, un juez de la Corte Suprema de Brooklyn instó a los tres licitadores interesados en comprar el centro a que trabajen juntos.

El juez Johnny Lee Baynes quiere que las compañías Prime Health Care, Peebles y Fortis, dejen sus diferencias y lleguen a un acuerdo para que el Long Island College Hospital (LICH) siga funcionando. El propietario saliente es el centro médico SUNY Downstate, que ha despedido a cientos de empleados.

“Ninguna entidad podrá obtener la propiedad sin comprometerse. Si se llega a un acuerdo, cada operador se ocupará de lo que hace mejor”, dijo Baynes en un comunicado.

Si las negociaciones no prosperan, se teme que la litigación se prolongue por años con el hospital cerrado, después de quince meses de protestas de grupos comunitarios y conversaciones entre funcionarios electos, sindicatos, pacientes y licitadores.

“Si todas la partes se reúnen con buena fe, y hay continuidad en el servicio, eso será una victoria”, indicó Susan Raboy, portavoz de los pacientes.

El hospital, ubicado en Cobble Hill, tiene 506 camas. Hasta hace poco, su personal incluía a 1,000 empleados. Se calcula que el costo de la operación de compra ronda los $500 millones.

El jueves, la institución empezó a rechazar admisiones y a cerrar departamentos y servicios.

“El objetivo sigue siendo encontrar quién puede empezar operaciones el 23 de mayo”, sostuvo Baynes. “Cada una de las tres entidades tiene sus fortalezas en distintos aspectos. Mi objetivo es ser justo y que se llegue a acuerdo para el interés de todos”.