Marinos desembarcan historias en muelle de NYC (fotos)

Uno de los navíos en exhibición es el buque anfibio USS Oak Hill, que abrió sus puertas a cientos de turistas y residentes

Marinos desembarcan historias en muelle de NYC (fotos)
USS Oak Hill mide 186 metros de largo y 54 metros de alto.
Foto: Mariela Lombard / EDLP

Después de un año de ausencia, la ciudad recibe un gran número de sus tropas marinas y celebra con ellos por siete días con motivo de la Semana Naval (Fleet Week). Más de 1,500 soldados, marinos y guardacostas mostrarán hasta el próximo miércoles sus navíos en el río Hudson, y también se perderán por tierra en Manhattan y sus alrededores.

Uno de esos navíos en exhibición es el buque anfibio USS Oak Hill, que abrió sus puertas a cientos de turistas y neoyorquinos. La enorme nave de 186 metros de largo y 54 metros de alto, trabaja con las tropas en tierra para operaciones conjuntas de guerra o humanitarias. En ella, pueden aterrizar helicópteros, pero su secreto mejor guardado está adentro: posee un complejo sistema de flotadores que le permite acercarse a las costas, abrir sus puertas y ayudar al desembarco y embarco de vehículos, equipos y personal.

El buque, ensamblado en 1996, ha apoyado las campañas militares en el Golfo Pérsico, Etiopía y Somalia, al igual que operaciones humanitarias en Haití, antes y después del terremoto de enero de 2010, y, más recientemente, en las costas de Nueva Jersey, tras el paso del huracán Sandy.

Soldados, marinos y guardacostas orientan a los visitantes y muestran sus equipos. Los niños pueden montarse en los tanques y manipular las armas de colección. Una imagen que quizás no le gustaría mucho al exalcalde Michael Bloomberg, un férreo opositor a las armas.

El evento, que se realiza desde 1984, estuvo un año ausente de La Gran Manzana debido a recortes presupuestarios federales que afectaron a la Marina estadounidense. El evento le cuesta a ese cuerpo militar, y a los contribuyentes, decenas de millones de dólares por costos de anclaje, combustible, seguridad, habitaciones de hotel y el transporte de los navíos y naves aéreas.

Esta semana, tres buques de la Marina y dos de los Guardacostas anclaron toda la semana en Nueva York, comparado con los 26 que lo hicieron hace dos años. Sus tripulaciones en sus horas libres se aventuraron a recorrer la ciudad. Disfrutaron la comida, el teatro, los bares y la diversidad. Nuevas misiones los esperan la próxima semana.

Ángela Rojas (26), Oficial de segundo rango. Nacida en Mercedes, Texas, de padres mexicanos. Establecida en Norfolk, Virginia. Estos días ha ido a comer comida de Afganistán que le gustó después de sus misiones en el Medio Oriente.

Herman Rodríguez (23), Cabo Primero. Nacido en West Virginia, de padres salvadoreños. Lleva tres años en la Marina. Estacionado en 29 Palms, California. Es la primera vez que visita Nueva York o una ciudad grande. Le gustó la pizza y le impresionó Times Square.

Fernando Estrella (39), Comandante. Lleva 22 años. De padres peruanos, creció en Wayne, New Jersey. Su base es Miami y trabaja en Asuntos Públicos.

José Contreras (31), Sargento. Nacido en San Pedro de Macorís, República Dominicana. Lleva 12 años en la Marina. Está estacionado en 29 Palms, California.