Ofensiva cero y nueva derrota

Ofensiva cero y nueva derrota
Jenrry Mejia cargó con la derrota en el primer encuentro ante Arizona.
Foto: getty images

Nueva York — A pesar de una sobresaliente labor del serpentinero dominicano Rafael Montero, el Mets sumó su octava derrota en los últimos 10 encuentros al caer 2-1 ante los Diamondbacks de Arizona en el primer juego de la doble jornada que se disputó ayer en el Citi Field.

En seis entradas de labor, Montero recetó 10 ponches, recibió dos hits (un jonrón) y una carrera, y otorgó tres boletos.

El lanzador venía de una pobre actuación en la derrota 9-4 ante el Dodgers esta semana, y eso se sumaba a la presión que vive el serpentinero al no haber ganado en ninguna de sus dos salidas.

Pero la tarde del domingo el Montero del que muchos hablaban finalmente se apareció en Queens.

“Fue una de mis mejores actuaciones y quedan aún muchas por venir”, dijo Montero al finalizar el encuentro.

A pesar de la derrota, el originario se mostró contento con lo que había logrado la tarde del domingo. Con sus 10 chocolates se convirtió en el cuarto pitcher en la historia del Mets en sumar más de 10 ponches en una de sus primeras tres salidas como abridor en Grandes Ligas.

El último serpentinero del Mets en lograr eso fue Matt Harvey que en su debut, precisamente contra Arizona en 2012, recetó 11 ponches.

Desafortunadamente para la causa del nueve de Queens, sus cañones estuvieron apagados a la hora importante y dejaron anclados a 10 corredores.

Ambos equipos se agredieron temprano en el encuentro. En la primera entrada el campocorto del Arizona, Chris Owings, conectó su tercer cuadrangular de la temporada y puso adelante 1-0 al Diamondbacks.

La respuesta del Mets vino en la parte baja del mismo episodio. El antesalista David Wright remolcó a a Juan Lagares para igualar el marcador. De ahí en adelante todo sería argollas para ambos equipos.

Los ‘Asombrosos’ tuvieron una gran oportunidad de irse adelante en la octava cuando llenaron las bases con un out. Pero los problemas ofensivos del equipo de Terry Collins se evidenciaron una vez más al no poder traer a ninguna carrera a la registradora.

La carrera de la victoria cayó en lo que parecía ser una jugada de rutina para la defensiva del Mets. Con corredores en las esquinas, Wright recogió una rola y lanzó la pelota al intermedista Daniel Murphy que la tiró y permitió que A.J. Pollock anotar la de la que sería la carrera de la victoria.

El pitcher ganador fue Evan Marshall (2-0) y el perdedor fue Jeurys Mejía (4-1). El salvamento corrió a cargo de Addison Reed, su 14 de la temporada.