Dura competencia

Guía de Regalos

Dura competencia
Oscar Boniek García. Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Les mando un saludo desde la capital de Estados Unidos, Washington DC, donde nos tocó enfrentar a la selección de Turquía y donde estuvimos concentrados por unos días antes de hacer el viaje a Houston para enfrentar a Israel el 1 de junio.

Obviamente estoy muy entusiasmado porque ya casi estoy recuperado de mi lesión y probablemente ya pueda jugar en el partido contra los israelíes. Sería muy especial para mí poder despedirme de la afición en el estadio donde juego para el Dynamo de Houston.

Bajo la conducción del profe Luis Fernando Suárez hemos estado trabajando muy duro en todos los aspectos. Ya realizamos trabajo de playa y hemos estado enfocándonos en la posesión de la pelota. El profe considera que será vital tener una buena posesión del balón en el Mundial.

Los entrenamientos han sido exigentes y es que estamos tratando de evitar los errores. Creo que en los partidos que vienen la afición va a notar el trabajo que hemos estado realizando. Se ha hecho mucho énfasis en las coberturas que necesitamos hacer cuando estamos tratando de recuperar el balón y como se va a distribuir en el momento que lo recuperemos. El entrenador nos ha pedido que nos tengamos confianza y que estemos bien concentrados. Ha sido sin duda la concentración más exigente que he vivido, la competencia interna es intensa, todos quieren jugar.

En cada entrenamiento nos entregamos al máximo, todos corremos, metemos la pierna y nos empujamos unos a los otros para dar lo mejor en todo momento, nadie se relaja acá. Pero es una competencia sana porque al final de cuentas lo que todos queremos es que el equipo llegue en las mejores condiciones al Mundial.

Fuera de la cancha se vive un gran ambiente libre de tensiones. Mi compañero de cuarto es Wilson Palacios y la pasamos muy bien haciendo bromas con otros compañeros. Esta será una experiencia que voy a recordar toda mi vida porque me siento que estoy en familia con todos mis compañeros.

Y hablando de compañeros le mando saludos y felicitaciones a la distancia a mi compañero del Dynamo, Brad Davis por haberse quedado en la lista definitiva de la selección de los Estados Unidos, se lo merece.

Hasta la próxima.