La Ciudad de Nueva York le gana el pulso al frío

La economía creció un 2.8% en los primeros tres meses del año cuando la del resto del país se anotó un 0.1%, según el contralor Scott Stringer

Guía de Regalos

La Ciudad de Nueva York le gana el pulso al frío
Las tormentas invernales afectaron los ingresos de trabajadores en NYC.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — ¿Se acuerda de las calles nevadas, los restaurantes y tiendas medio vacías? ¿Trabajaba en la construcción y se tuvo que quedar en casa más de un día este invierno? Pequeños empresarios se han quejado de que el frío ha puesto a muchos al borde del cierre. Pese a todo ello, Nueva York ha ganado el pulso al frío invernal y a decir del contralor Scott Stringer, la ciudad “ha estado a toda máquina en el primer trimestre de 2014 incluso cuando la economía nacional se atascaba”.

Según el funcionario, la economía de la ciudad creció un 2.8% en los primeros tres meses del año cuando la del resto del país se anotó un anémico 0.1%.

Aunque los gobiernos siguieron eliminando empleos, el sector privado creó 21,000 nuevos puestos de trabajo, sobre todo en educación, salud y servicios a negocios. El desempleo ha estado por debajo del que se registraba en el resto del país. El Bronx (con el 11.6%) y Brooklyn (8.8%) han tenido las peores notas en este sentido.

Por otra parte, la mejora de la situación en el sector financiero ha permitido que los pagos a hacienda local hayan subido un 16.3%. Los impuestos de ventas han mostrado que los compradores no han temido salir a la calle tanto como se podía pensar por la escasa actividad en muchos comercios, y han aumentado un 4.4% en la ciudad.

En el sector de bienes raíces, en el primer trimestre del año, se han vendido más apartamentos que en los últimos siete años en Manhattan y ello pese a que el precio por pie cuadrado llegara a $1,365 como promedio. En Queens, las ventas de vivienda aumentaron un 20%. El sector se está ralentizando ahora, pero el nivel de actividad sigue elevado.

Pero el crecimiento en la ciudad no significa que la vida sea más fácil para todos sus residentes. La foto fija de la economía en NYC en los tres primeros meses hecha por Stringer coincidió con la publicación del informe sobre el Estado de la vivienda y vecindarios elaborado por el Furman Center de la Universidad de Nueva York.

El estudio concluyó que, en las dos últimas décadas, la ciudad ha experimentado una caída significativa de la población que se podría catalogar como clase media y un aumento de la desigualdad. Y mientras la brecha crece y los ingresos se han estancado o reducido, los alquileres han crecido (casi un 11% desde 2005 hasta 2012), lo que pone una fuerte presión en el 54% de los hogares que pagan más del 30% de sus ingresos en renta. En el 2000, era un problema que afectaba al 43%.