FDA impone más restricciones para uso de camas solares

FDA anunció que estos sistemas, muy populares entre quienes buscan un bronceado artificial, llevarán advertencias contra su uso
FDA impone más restricciones para uso de camas solares
Las nuevas advertencias forman parte de los esfuerzos del Gobierno para reducir el cáncer de la piel vinculado con estos artefactos.
Foto: Archivo

WASHINGTON – La congresista demócrata por Nueva York, Carolyn Maloney, empezó su campaña para alertar de los peligros del uso de camas solares entre adolescentes, en 2007, y celebró este jueves que la Administración federal de Fármacos y Alimentos (FDA) finalmente le hizo caso.

Bajo presiones de diversos grupos médicos, incluyendo la Asociación Estadounidense del Cáncer (ACS), la FDA anunció hoy que las camas y lámparas solares, muy populares entre quienes buscan un bronceado artificial, llevarán advertencias contra su uso entre menores de 18 años.

La medida forma parte de los esfuerzos del Gobierno por reducir el cáncer de la piel vinculado con estos artefactos, que emiten altas descargas de radiación.

Aunque éstos han estado sujetos a regulaciones en las últimas tres décadas, la FDA quiere que los fabricantes de estos artefactos destaquen de forma más visible las advertencias sobre los riesgos de cáncer.

Los bronceados artificiales son muy populares entre los adolescentes y las cifras lo demuestran: cada año, 2.3 millones de jóvenes acuden a los salones, donde compran paquetes especiales o con descuentos para el uso de las camas solares.

Según la ACS, este año las autoridades diagnosticarán alrededor de 76,000 nuevos casos de melanoma, el tipo de cáncer de piel más mortal que además se cobrará la vida de 9,710 personas.

Para Maloney, aunque la medida tardó en llegar, valió la pena el esfuerzo que ella inició con una medida legislativa en 2007.

Maloney presentó en 2007 la legislación “TAN Act” que, según observadores, contribuyó a iniciar el proceso en la FDA, la agencia que regula todo lo que se consume en Estados Unidos.

“Casi 10,000 estadounidenses morirán de melanoma este año, y la exposición a estas lámparas de bronceado son un principal contribuidor al problema…. Ha tomado demasiado tiempo para llegar a este punto, pero me siento complacida de que finalmente hemos logrado un progreso”, sostuvo la congresista

En julio de 2013, la demócrata encabezó un esfuerzo epistolar para exigir que la FDA reclasificara las lámparas ultravioletas de bronceado a la categoría “Clase II”, lo que las somete a mayores controles regulatorios sobre su eficacia y seguridad.

La Academia de Dermatología Estadounidense ha dicho que las personas expuestas a los rayos ultravioletas que emiten las camas solares tienen un incremento del 59% en el riesgo de melanoma, y ese riesgo incrementa cada vez que usan esos artefactos.

Según la congresista, las nuevas etiquetas ayudarán a proteger a los jóvenes de las trágicas pero evitables consecuencias del melanoma.

Maria.pena@impremedia.com