Sudanesa condenada a la horca no dejará el cristianismo

A mediados de mayo, un tribunal condenó a muerte a Mariam Ishaq por negarse a regresar al Islam

Guía de Regalos

Sudanesa condenada a la horca no dejará el cristianismo
Ishaq está casada con Daniel Wani, un ciudadano estadounidense que también es cristiano.
Foto: Archivo

Mariam Ishaq, la sudanesa condenada a muerte por negarse a renunciar a su fe cristiana y profesar el Islam, no desistirá de su decisión, indicó su esposo en una entrevista con CNN reseñada este viernes.

Ishaq está casada con Daniel Wani, un ciudadano estadounidense que también es cristiano. Su matrimonio no es reconocido en Sudán.

“Hay presión sobre ella por parte de líderes religiosos musulmanes para que retorne al Islam”, indicó el hombre. “Ella dijo, ¿cómo voy a retomar si nunca he sido musulmana? Sí, mi padre era musulmán, pero yo crecí con mi madre”, indicó Wani a la cadena.

“Conozco a mi esposa. Ella es comprometida”, sostuvo. “Incluso, la semana pasada trajeron jeques y ella les dijo, ‘estoy segura que no voy a cambiar mi pensamiento’”.

Cuando la mujer fue detenida tenía ocho meses de embarazo. Este pasado martes dio a luz a su segundo hijo en el hospital de la prisión Khartoum en donde se encuentra recluida a la espera de su ejecución.

A mediados de mayo, un tribunal sudanés condenó a muerte a la mujer por convertirse al cristianismo y negarse a retomar el Islam.

Ishag, de 27 años, fue sentenciada por una Corte de Jartum a morir en la horca por apostasía y a recibir 100 latigazos por casarse con un hombre cristiano y cometer adulterio.

“Yo sentencio a que sea ahorcada hasta la muerte y a recibir 100 latigazos por adulterio”, afirmó el juez Abbas Mohammed Al-Khalifa, según reseñó EFE.

El juez le dio tres días a la doctora para retractarse, pero ante su negativa se ratificó la sentencia.