Ozomatli continúa en la lucha (musical)

Los miembros de Ozomatli admiten que poco ha cambiado desde que iniciaron su protesta social

Ozomatli continúa en la lucha (musical)
Ozomatli se presenta el domingo en MacArthur Park.
Foto: Getty Images

Carolina Valenti El Diario La Prensa

NUEVA YORK.— Tras casi 20 años de haber empezado a hacer música con mensaje social, los miembros de la agrupación angelina Ozomatli consideran que no mucho ha cambiado en este aspecto.

Así lo reconoció Ulises Bella, saxofonista y vocalista de la banda de siete piezas, quien en entrevista con La Vibra manifestó su constante preocupación por temas tan relevantes como lo son los derechos de los inmigrantes, y más recientemente, la educación artística en las escuelas.

“Lo triste es que muchos de los temas sobre los que hemos cantado desde que empezamos son la misma cosa ahora… Ya sea los derechos de los inmigrantes, de las mujeres, el movimiento anti-guerra…”, señala Bella.

“Ahora también nos preocupa la educación de las artes y la música, muchas escuelas han parado sus programas de música desde hace cinco o seis años, especialmente en los barrios donde no hay dinero para comprar los instrumentos… Creo que es importante para los niños tener otro punto de vista, no se les puede dar solo matemáticas o lenguaje”, añade.

Ese sentido de responsabilidad social que comparten entre sí, al parecer también es la causa de que tras dos décadas creando un sonido bastante contagioso que fusiona ritmos como la cumbia, la salsa, el jazz y el hip hop, nunca se hayan separado.

“Parte de haber sobrevivido como colectivo es que aunque somos siete integrantes en el grupo, todos los dineros que hacemos los repartimos igualmente… A veces en grupos donde una o dos personas escriben la letra o música, se reparte el dinero muy diferente, y por eso hay bandas que paran”.

Lo cierto es que equitativos o no, los intérpretes de Cumbia de los Muertos parecen estar más unidos que nunca y, aunque en el pasado ya habían aparecido en películas como Never Been Kissed, con Drew Barrymore, y en series como Sex and the City, durante los últimos años han diversificado sus actividades al componer música para cine, televisión, e inclusive video juegos; además hicieron un álbum infantil.

“Lo bonito de la música es que siempre hay algo nuevo para aprender, y especialmente en nuestros viajes, nuestras giras por el mundo cuando éramos embajadores de cultura para el gobierno, fuimos a sitios con estilos de música que yo nunca había estudiado en mi vida… Creo que en los mestizajes de músicas siempre hay algo nuevo y, si no es fresco, le damos un saborcito”, concluye el saxofonista.