Brilla a medias bahía bioluminiscente en Vieques, Puerto Rico

Autoridades decretaron una moratoria parcial de uso durante cuatro días a la semana con el fin de hacer las investigaciones sobre la merma en la bioluminiscencia
Brilla a medias bahía bioluminiscente en Vieques, Puerto Rico
En mayo, se realizaron varios muestreos del agua en la bahía Mosquito.
Foto: Tomada del video / Compañía de Turismo de Puerto Rico

SAN JUAN – La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, informó que, en las últimas dos semanas, se ha registrado una franca mejoría en la bioluminiscencia de la bahía Mosquito, en Vieques.

A principios de abril, la titular del DRNA activó un plan dirigido a identificar por métodos científicos las razones de la merma en la bioluminiscencia que se registró en dos episodios distintos en enero y marzo. Como parte de ese plan, el 2 de mayo decretó una moratoria parcial y temporera de uso durante cuatro días a la semana con el fin de poder hacer las investigaciones.

“Personal del DRNA ha comprobado que durante las pasadas dos semanas comenzó a reportarse mejoría constante en la bioluminiscencia con respecto a los meses anteriores, aunque no se ha visto una recuperación total. Ante esos hallazgos, he determinado mantener vigente la moratoria parcial y continuar todo el análisis científico para establecer las políticas de manejo en esa reserva natural”, expresó la planificadora.

La moratoria parcial y temporera estará en vigor hasta el 2 de julio, tiempo que se ha determinado es el necesario para concluir los hallazgos de las investigaciones científicas que en estos momentos se encuentran en etapa de análisis de resultados.

La funcionaria mencionó que a los esfuerzos de investigación se unieron científicos del Recinto de Humacao de la Universidad de Puerto Rico (UPR), el Fideicomiso de Conservación e Historia de Vieques, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) y la Junta de Calidad Ambiental (JCA), más recientemente se unió un equipo del Recinto de Mayagüez de la UPR.

De igual manera, el DRNA ha sostenido reuniones con la comunidad y, a solicitud de los grupos comunitarios, se ha incluido a personal técnico de su confiabilidad. Además, se la han enviado minutas de los científicos al Comité al Rescate de la Bahía.

La agencia también ha tenido reuniones y comunicación con los pescadores, concesionarios autorizados, personas interesadas en actividades turísticas en la bahía, el alcalde Víctor Emeric y el comisionado de Vieques, Carlos Severino.

Los estudios de los científicos consisten en hacer conteos de dinoflagelados (organismos que producen la bioluminiscencia), se mide la calidad del agua mediante análisis de temperatura, oxígeno disuelto, salinidad (ph), entre otros, se estudian los nutrientes, la clorofila y el impacto antropogénico (del ser humano) para tratar de encontrar las causas de la disminución de la bioluminiscencia y ofrecer alternativas al DRNA para controlarlo.

Los muestreos se han hecho durante mayo y se han llevado a los laboratorios de la UPR-Humacao.

Para julio de este año, el agencia planifica comenzar un estudio de límite de cambio aceptable de la bahía con un científico internacional de gran peritaje.

En Vieques, paralelamente el DRNA evalúa el proceso de autorizaciones a nuevos usuarios que radicaron solicitudes en el mes de diciembre previo a los eventos de pérdida de bioluminscencia. La agencia considera que los estudios científicos permitirán tomar decisiones sobre bases confiables con respecto a esas nuevas solicitudes y al uso de los concesionarios actuales.

“El DRNA ha determinado la necesidad de evaluar la posibilidad de investigaciones más integrales en todas las bahía biouminiscentes de Puerto Rico y las determinaciones se estarán notificando posteriormente”, destacó la secretaria.