Alfa Romeo regresa a Norteamérica con el nuevo 4C

Con este modelo, el grupo Chrysler-Fiat busca renovar su imagen.

El Alfa Romeo 4C ofrece una experiencia deportiva de conducción.
El Alfa Romeo 4C ofrece una experiencia deportiva de conducción.
Foto: Suministrada

Luego de años de estar fuera de este mercado, Alfa Romeo marca su retorno a América del Norte, con el nuevo Alfa Romeo 4C del 2015, que hizo su debut en el Auto Show de New York.

El Alfa 4C tiene un diseño de motor central inspirado en historia de las carreras de la marca. Con monocasco de fibra de carbono y el motor turbo de aluminio con soluciones tecnológicas avanzadas, todo para ofrecer un rendimiento de nivel súper deportivo y el regocijo de conducción, según un portavoz de la marca.

El nombre de “4C” recuerda la gran tradición deportiva de Alfa Romeo. Las siglas 8C y 6C en los años 1930 y 1940 con los autos de competición, estaban equipados con potentes motores de ocho y seis cilindros.

La designación del modelo de Alfa Romeo 4C continúa esta tradición con el motor de aluminio cuatro cilindros, de 1750 cc y 237 caballos de fuerza.

La inspiración para el nuevo Alfa Romeo 4C se remonta al 33 Stradale de 1967, la versión homologada del tipo de carreras de 33. Al igual que el 33 Stradale se combinan los requisitos mecánicos y funcionales extremos.

El 4C comparte sus formas corporales y sigue esta tradición con un rendimiento de estilo italiano, cuerpo compuesto de fibra de carbono con la estructura de aluminio y un motor turbo de alto rendimiento.

Cuenta con dos asientos deportivos en una cabina orientada al conductor, con el volante de fondo plano con controles de rendimiento y los pedales de aluminio de la marca.

Combinado con el motor, trae un doble embrague de la transmisión, que ha sido sintonizado específicamente para el nuevo Alfa Romeo 4C. Los cambios de marcha de la Alfa están diseñados para convertirse en una sensacion deportiva de conducción.

Esta nueva propuesta del Grupo Chrysler-Fiat se ve como una manera de traer un auto imagen para la firma con un ADN italiano.

No creo que a la automotriz le importe vender muchos Alfas 4C, pero sí será una nueva imagen innovadora y distinta de lo que la Chrysler-Dodge ha estado ofreciendo.

Los autos italianos nunca han pisado fuerte en Estados Unidos y en los años 80 los Fiat, Alfa y Lancia se fueron con pena y sin gloria. Hoy la Chrysler ya es italiana y debe de cambiar su imagen para una nueva generacion de compradores más exigente que las anteriores.

¿Será el Alfa 4C su primer paso? Han tratado con el Fiat 500 y las ventas se han estancado. Veremos la respuesta del consumidor.