Cañón cubano con mucho humo

El pelotero es pieza fundamental de la jonronera ofensiva del Atléticos
Cañón cubano con mucho humo
Yoenis Céspedes se ha convertido en uno de las más temibles bateadores de la Liga Americana.
Foto: getty images

@newsgus

Cuando se trata de tabaco, Yoenis Céspedes, guardabosque del Atléticos de Oakland, se conforma con el que se vende en este país.

“El tabaco cubano es mejor”, afirma sin dudarlo, cuando apenas acaba de guardar una cajetilla de cigarrillos en su maleta.

Al cubano le gusta el humo. En el 2012 fue uno de los peloteros de Oakland retratados fumando un puro en el vestidor durante el festejo del equipo al llegar a los playoffs por primera vez en seis años.

A Céspedes también le gusta pegar jonrones. Los 12 que ha conectado en lo que va de la temporada se suman a los 76 que la ofensiva de los ‘Elefantes Blancos’ han disparado y que los sitúa como la tercera mejor en las Mayores en este rubro.

Los últimos dos de esa docena de cuadrangulares demolieron al Yankees la semana pasada en una noche que le dolió a los de El Bronx que cayeron ante la visita 5-4.

“Me siento muy bien por eso”, asegura. “Para eso estoy todos los días trabajando para cada día. Yo quiero mejorar más poco a poco y nunca rendirme”.

Pareciera que el nombre de Céspedes haya desaparecido del radar de muchos, especialmente con el ascenso increíble de Yasiel Puig con el Dodgers en 2013, y José Abreu con el Medias Blancas de Chicago este año.

“Ha habido muchos peloteros de Cuba que salieron para jugar y tener éxito en Grandes Ligas: está Alexei (Ramírez), Kendry Morales y muchos otros que vinieron antes de nosotros”, señala.

Esta nueva generación de peloteros cubanos podría ser parte de un equipo que quizás podría representar a la Isla, idea que le agrada a Céspedes. “El terreno es el que dice la última palabra”, finaliza Céspedes