Elegido de Uribe

Óscar Iván Zuluaga (55 años) es el hombre de Uribe. Para lo bueno y para lo malo. Para lo bueno, según sus simpatizantes, porque sería el encargado de gobernar Colombia como lo hizo su padrino político y olvidar así la “traición” de Santos. Zuluaga recuperaría los valores de la “seguridad democrática” auspiciada por el uribismo.

Y para lo malo, según sus detractores, porque se trata de una marioneta en manos del mayor animal político colombiano del siglo XXI, cuyo principal objetivo político es frenar las negociaciones con las FARC. Con Zuluaga es imposible la traición, aseguran en Centro Democrático, su partido.

Exministro de Hacienda y de Presidencia y compañero de gabinete de su rival el próximo 15-J, Zuluaga llegó por sorpresa a la candidatura. Sorpresa para casi todos menos para su poderoso mentor, que le prefirió al otro Santos, Francisco.