PRENDEN LA FIESTA

La 'Canarinha' ante dos enemigos: la presión y el rival
PRENDEN LA  FIESTA
TERESOPOLIS, BRAZIL - JUNE 10: Neymar in action during a training session of the Brazilian national football team at the squad's Granja Comary training complex, on June 10, 2014 in Teresopolis, 90 km from downtown Rio de Janeiro, Brazil. (Photo by Buda Mendes/Getty Images)
Foto: EFE

Sao Paulo, Brasil-EFE

Brasil inaugura hoy su segundo Mundial como anfitrión, con planes de dar un golpe de autoridad que lo confirme como favorito y que reivindique el papel estelar de Neymar, ante una Croacia que enarbola la bandera del buen fútbol de la mano de Luca Modric e Ivan Rakitic.

Al equipo de Luiz Felipe Scolari sólo le vale un triunfo en el Arena Corinthians de Sao Paulo, ante cerca de 61 mil personas, para poner los cimientos de una campaña que tiene como única meta lograr el sexto título mundial en la final del próximo 13 de julio en el Maracaná.

Brasil ha completado una preparación concienzuda, diseñada al milímetro, con el único objetivo de conquistar el título mundial en casa y deshacerse de una vez por todas del amargo recuerdo del Maracanazo, que aún hoy, 64 años después, continúa vívido en el imaginario del ‘país del fútbol’.

Neymar está en un gran momento. Se ha erigido en la principal referencia de la selección a sus 22 años y comienza el campeonato como artillero del equipo, con 31 goles en 49 partidos con la camiseta ‘verde-amarela’.

Brasil también cuenta con una de las mejores defensas del mundo, con David Luiz y Thiago Silva, aunque el seleccionador croata, Nico Kovac, asegura que ha detectado agujeros en la zaga brasileña que pretende explorar.

El centro del campo croata está plagado de hombres de toque exquisito, como Modric, Rakitic y Perisic, que podrían causar quebraderos de cabeza a los medios de Brasil.

La baja más importante para mañana en el cuadro croata es la del delantero del Bayern de Múnich Mario Mandzukic, que fue sancionado por su expulsión en el último partido de repesca contra Islandia y no podrá ser alineado contra Brasil.

En su lugar, lo más probable es que juegue el veterano ariete del Wolfsburgo Ivica Olic, de 34 años, y uno de los pocos integrantes de la selección que jugó en el Mundial de 2006.

De ese grupo también continúan el portero Stipe Pletikosa, el capitán Dario Simic, mientras Nico Kovac cambió las botas por el banquillo.

Otra ausencia será la del lateral izquierdo titular, Danijel Pranjic, que se lesionó en el amistoso que jugó Croacia la semana pasada contra Australia, por lo que hoy jugará en su lugar Sime Vrsaljko.

Croacia es el heredero legítimo del virtuoso fútbol de los valcanes que en 1998 asombró al mundo con talentos como Zuker y Boban que fueron terceros en el Mundial que Francia de local, guiada por el genial Zidane le ganó al Brasil de Ronadlo y compañía.

Desde hoy se escribe otra historia en casa de los pentacampeones del mundo, que aun sin convencer son favoritos para ganar su sexto título.

Brasil y Croacia sólo se han encontrado dos veces, empataron en un amistoso en 2005 y un año después, la Canarinha ganó por 1-0 al equipo de Nico Kovac, entonces capitán croata, en el Mundial de 2006

quieromasfutbol.com