FMI a EEUU: suban el salario mínimo

El organismo baja la previsión de crecimiento del país

FMI a EEUU: suban el salario mínimo
Los trabajadores del sector de la comida rápida llevan meses pidiendo subidas.
Foto: Mariela Lombard

Ana B. Nieto

A las manifestaciones de los trabajadores en EE.UU. por subir el salario mínimo se ha unido la presión exterior.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) transmitió ayer a Washington que dado “el bajo nivel del salario mínimo —teniendo en cuenta la historia del país y los estándares internacionales—, este debería ser incrementado”. Para este organismo esta es una medida que ayudaría a la economía del país.

El salario mínimo federal es de $7.25 la hora pero 22 estados y el Distrito de Columbia han elevado esta cantidad, muchos de ellos recientemente. El Gobierno de Barack Obama quiere subirlo a $10.10 pero es algo que ya ha paró el Congreso.

Es raro leer en informes de esta institución una advertencia como esta. De hecho, es mucho más frecuente que haga la contraria pero el FMI cree que esta es una de las medidas necesarias para reforzar la tibia recuperación económica y asegurar la mejora en el largo plazo.

La realidad es que el Fondo no es optimista y no solo ha reducido sus perspectivas económicas para este año (del 2.8% de ritmo de crecimiento del PIB se baja a 2%) sino que además calcula que EE. UU. ha reducido la capacidad que tiene para crecer . Para los próximos años lo más que la economía puede avanzar es un 2%, calculan en el FMI.

Es un porcentaje muy bajo en términos históricos y dificulta la creación de empleo.

Además del salario mínimo, el FMI recomienda, entre otras cosas, que se acometa una amplia reforma de la ley de emigración basada en capacitaciones. Con ello se trataría de contrarrestar los efectos del envejecimiento de la población y las modestas previsiones del aumento de la productividad.

En el Fondo dicen que las medidas no darán frutos una a una y reconocen que falta voluntad para llegar a acuerdos en Washington.