La revancha fue más que dulce

Se consagran como uno de los super equipos

La revancha   fue más que dulce
Tim Duncan (centro), Tony Parker (izq.) y Manu Ginóbili con el trofeo de campeones de la NBA.
Foto: EFE

San Antonio

Los Spurs de San Antonio ya tienen el quinto título de liga que les permite ser la cuarta dinastía de la NBA y todo gracias a la gran labor que realizaron el alero Kawhi Leonard, junto a los veteranos el escolta argentino Manu Ginóbili, el base francés Tony Parker y el ala-pivote Tim Duncan.

Los cuatro fueron claves en el triunfo del quinto partido que los Spurs ganaron 104-87 a los Heat y que les dio el triunfo por 4-1 en la serie al mejor de siete.

“Lo más importante de todo es que estoy feliz por haber ayudado al equipo a conseguir el título y también por el premio de Jugador Más Valioso (MVP), que honestamente no me esperaba, ni lo había pensado”, declaró Leonard, de solo 22 años.

“Lo que vivimos la pasada temporada fue muy duro porque sentíamos que el trofeo nos pertenecía, que lo tocamos y se nos fue de las manos”, valoró el argentino Manu Ginóbili.

El alero LeBron James, la estrella de los Heat de Miami, reconoció al concluir el quinto partido de las Finales de la NBA que su equipo perdió por 104-87 ante los Spurs de San Antonio, que sus rivales fueron mejores y se merecieron la victoria y el título de nuevo campeones.

“No hay nada que alegar, sólo jugamos bien durante el primer cuarto, luego todo fue de su lado porque hicieron mejor las cosas y nos superaron”, destacó James, que consiguió un doble-doble de 31 puntos, 10 rebotes y cinco asistencias

nba.com