Ofensiva de NYPD contra conductores peligrosos

El operativo de la policía se llevará a cabo hasta el 6 de julio durante las veinticuatro horas del día en las principales intersecciones de la ciudad

Ofensiva de NYPD contra conductores peligrosos
La medida también hace parte de la iniciativa del alcalde Bill de Blasio 'Visión Cero' para la ciudad de Nueva York.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Nueva York- El Departamento de Policía anunció este lunes una nueva ofensiva contra conductores que no respeten las leyes de tránsito, que se llevará a cabo hasta el 6 de julio en las principales intersecciones de la ciudad.

La operación está dirigida contra aquellos conductores que excedan el límite de velocidad, que se pasen el semáforo en rojo, y usen el teléfono celular mientras conduzcan. También contra aquellos conductores que hagan giros prohibidos, ignoren señales de tráfico o no cedan el paso al peatón.

Esta iniciativa, que se llevará a cabo las veinticuatro horas del día, marca el tercer esfuerzo de control de tránsito por el NYPD en menos de un mes. El primero, que buscaba prevenir el exceso de velocidad, se llevó a cabo el 20 y 21 de mayo, el segundo del 26 de mayo al 1 de junio.

El anuncio de la Policía se hizo el domingo en la noche después de que un hombre de 59 años fuera atropellado y gravemente herido por un coche mientras cruzaba la calle Linden Boulevard en el East New York. El conductor se dio a la fuga, y la policía aún no ha dado con su paradero.

La medida también hace parte de la iniciativa del alcalde Bill de Blasio ‘Visión Cero’ que busca reducir las muertes por accidentes de tráfico y de peatones en la ciudad de Nueva York.

  • Durante el operativo del 20 y 21 de mayo fueron emitidas más de 5,000 multas por exceso de velocidad.
  • Según estadísticas, más de 250 personas mueren al año en accidentes de tránsito, y más de 4,000 resultan gravemente heridas.
  • El alcalde Bill de Blasio basa su plan de Visión Cero, “en que los accidentes de tránsito y la muerte de peatones no deben ser considerados inevitables”.