Si necesitas reparar algo…

Estas son las herramientas básicas que nunca deben faltar en tu hogar

Si necesitas reparar algo…
Foto: shutterstock.

No hay día en que algo no funcione dentro de una casa. Alguna falla eléctrica, un grifo que no cierra bien o simplemente, el nuevo cuadro que compramos y queremos poner en la pared. Por menor que sea el detalle, siempre falta la herramienta precisa.

El segundo problema viene cuando llegamos a la ferretería y no sabemos qué comprar, ya que es un mundo aparte todo lo que hay dentro de estos locales.

Conversamos con Nick Molaabir, subgerente de Bruno’s Homecenter, en Brooklyn, quien nos hizo un listado de las herramientas esenciales que no deben faltar en ningún tool box.

Martillo: para Nick, si tuvieses que escoger la herramienta más importante dentro de una casa, sin duda esa sería el martillo. “A veces incluso hace función de taladro, si le pegas bien duro al tornillo”, comenta.

Destornillador: explica que todos los muebles, por mínimos que sean, siempre tendrán un tornillo que no quedó firme y que necesitará arreglo. La recomendación es tener al menos dos: uno de cruz y otro de punta.

Clavos: son el comodín de las herramientas pues sirven para casi todo. Te salvan en caso de emergencia y sólo necesitas del martillo para usarlos. Nick aconseja tener varios a mano, de diferentes tamaños y para varios propósitos. “Los clavos para madera son diferentes a los de cemento. Lo ideal es que hayan varios de todo tipo en la casa”, recomienda.

Llave inglesa o wrench: Es nuestra mejor amiga para solucionar cualquier problema de plomería. Sirve para apretar las cañerías, tubos y tuercas.

Taladro y brocas: para Molaabir, no es necesario tener uno profesional. “Sólo debes tener el que se ajuste a tus necesidades”, dice el experto y agrega que lo aconsejable es comprar un juego que por lo menos contenga cinco brocas diferentes.

Tornillos y tarugos: la mayoría de los productos de decoración vienen sin los tornillos necesarios para colgarlos en la pared. Al igual que los clavos, Nick explica que varían según su superficie, grosor y tamaño.

Cinta de medir: nunca está demás asegurarse de cuánto mide cada cosa, pues nuestro ojo falla la mayoría de las veces. “Mucha gente viene pidiendo ayuda porque compraron algo que es muy grande para su casa”, dice Nick.

Cinta aislante: es necesaria para solucionar problemas eléctricos, sobre todo cuando vemos algún desperfecto con los cables