Tai Chi para un cuerpo sano y una mente tranquila

Armonizar cuerpo y mente es uno de los beneficios de esta milenaria práctica.
Tai Chi para un cuerpo sano y una mente tranquila
Practicar tai-chi al aire libre es lo mejor.
Foto: Shutterstock

La salud es el tesoro más preciado que tenemos cada uno de nosotros. Su cuidado debe ser intenso y de manera preventiva. Lo importante no es curarse de las enfermedades, sino estar preparado para evitarlas, mantener el cuerpo saludable y fuerte en toda época del año. El Tai Chi es una de las disciplinas que te ayudará a coordinar mente y cuerpo en beneficio de tu salud física y mental.

Algunos lo definen como una práctica deportiva similar al boxeo. Otros, como un arte marcial de meditación. La realidad es que el Tai Chi combina ambos aspectos. Es una práctica milenaria nacida en China que surgió como una técnica para la lucha cuerpo a cuerpo, pero en la actualidad ha mutado a una práctica físico-espiritual de entrenamiento y meditación, con múltiples beneficios para la salud.

Para tener un organismo equilibrado, es necesario armonizar cuerpo y mente. De allí, la importancia de practicar una disciplina como el Tai Chi, que combina la meditación y espiritualidad con la actividad física. El control del cuerpo a través de la mente permite mejorar muchas funciones del organismo y tener un equilibrio total. En particular, el Tai Chi es una buena arma contra el estrés y el cansancio muscular.

El estrés es una de las principales causas que provoca desequilibrios en el organismo, y deriva en ataques cardíacos o en accidentes cerebrovasculares. La práctica de esta disciplina es una salida para canalizar las energías, para alejar del cuerpo los pensamientos negativos y malos sentimientos que alteran el sistema nervioso. La mente es una gran controladora del sistema inmune, por lo que una cabeza sin estrés puede significar un cuerpo sin enfermedad.

La bondad del Tai Chi radica en la serie de movimientos que lo componen. Con ellos, no sólo se ejercita la fuerza de los músculos, sino que también se da vitalidad a todos los órganos internos, ya que propician una correcta circulación y mejora el flujo de la energía por todo el cuerpo. Asimismo, se trabajan los tendones y las articulaciones con movimientos de flexibilidad y rotación, lo que genera un bienestar completo.

De la misma manera, prestar atención a los movimientos de tu cuerpo para seguir adecuadamente los ejercicios de Tai Chi te ayudará a mejorar la coordinación, el equilibrio y la confianza. Ayuda a conocerte, a experimentar movimientos para evitar dolores y malas posturas. Esto también te da un arma importante para la autodefensa, al reconocer en ti misma los puntos fuertes y débiles del cuerpo.