Condenan a hispano por vender armas en su bodega

Jaime Corchado enfrenta hasta 24 años de prisión por posesión de armas y venta de sustancias ilegales en Queens
Condenan a hispano por vender armas en su bodega
La investigación contra Corchado comenzó en 2010.

Nueva York- La fachada era perfecta. Bajo el nombre de Louis’s Deli & Grocery Store y entre los cereales, productos de limpieza, incluso debajo de la nevera, se escondían las drogas y armas que Jaime Corchado vendía en su bodega de Kew Gardens.

La investigación contra Corchado, que llevó a cabo el Escuadrón contra Pandillas de la Policía de Nueva York en Queens, comenzó en 2010.

En diciembre de ese año, por ejemplo, los detectives a cargo vieron cómo Corchado se encontraba con uno de sus clientes para vender un “eight ball”, argot para una cantidad específica de cocaína. Corchado tomó de su bodega la sustancia, se montó en un Mercedes sedan negro, y fue hasta la intersección de la calle 69 con Forest Avenue. Allí llegó el comprador y la transacción fue hecha. En esa ocasión, la Policía sólo detuvo al comprador.

Después, entre diciembre de 2010 y hasta agosto de 2011, los detectives, interceptando la línea telefónica de Corchado, escucharon cientos de conversaciones en las que vendía y negociaba la droga.

En agosto de 2011 la corte criminal de Queens autorizó una orden de registro para Louis’s Deli & Grocery Store, donde encontraron varias bolsas plásticas con cocaína y marihuana, un pesa, una pistola Sig Saber, una escopeta Winchester, y aproximadamente cien cartuchos.

Corchado, quien fue arrestado poco después, fue condenado este miércoles a la tarde por los delitos de tráfico de estupefacientes, posesión y venta de armas.

El fiscal de Queens, Richard Brown, dijo, “el acusado utilizó la tienda de mamí y papí como escondite para el tráfico de estupefacientes y venta de armas. Esta condena pone en relieve el compromiso para mejorar la calidad de vida de los residentes de Queens”.

La sentencia quedó aplazada hasta el 1 de junio. Corchado podría enfrentar hasta veinticuatro años de prisión por los cargos presentados.