La ayuda de CR7

echeverriacris

Aún perdiendo frente a Alemania, la selección de Estados Unidos consiguió sortear la primera fase de la Copa del Mundo gracias a un gol de Cristiano Ronaldo frente a Ghana.

Ganó el fútbol y perdió la suspicacia. No hubo resultado pactado y ni Klinsmann ni Low terminaron en el ojo del huracán, aunque al final ganaron dos alemanes, dos amigos.

El cuadro germano sabía que debía convencer ya que desde 1982 lo acompaña el fantasma del negocio que hizo con Austria para eliminar a Argelia.

Pero eso es historia. Alemania ganó en el terreno de juego y Estados Unidos hizo negocio. Sin embargo, no todo es positivo ya que hubo grandes dudas en cuanto al potencial de los estadounidenses, que regalaron más que la iniciativa en el terreno de juego.

Michael Bradley sigue sin aparecer pese a ser llamado la figura del equipo y cuando Dempsey no afina la puntería, hay pocas opciones de gol.

Además a nivel colectivo dio indicios de tener cierto miedo y con eso no se puede llegar muy lejos.

Pero ya está en la siguiente ronda que es lo importante. Con esto se rompe la tradición que arrastraba desde 1990 en donde no califica en dos Mundiales seguidos, y mantiene otra: entre alemanes y estadounidenses nunca han existido empates.

Estados Unidos tiene mucho que aprender y mejorar. Sabe que viene la ronda de eliminación directa y no estará CR7 en otra cancha para salvarlos

eldiariony.com