El Papa urge al diálogo para evitar la guerra en Irak

Francisco expresó su preocupación por la escalada de violencia registrada en los últimos días en Irak y lanzó un llamado urgente al diálogo para evitar una guerra

El Sumo Pntífice desde la ventana del Apartamento Pontificio.
El Sumo Pntífice desde la ventana del Apartamento Pontificio.
Foto: EFE

El Papa Francisco expresó este domingo su preocupación por la escalada de violencia registrada en los últimos días en Irak y lanzó un llamado urgente al diálogo para evitar una guerra.

Lo hizo tras la oración dominical con el Angelus, que pronunció desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico del Vaticano ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro.

“Las noticias que llegan desde Irak son, por desgracia, muy dolorosas. Me uno a los obispos del país en lanzar un llamado a los gobernantes para que, a través del diálogo, se pueda preservar la unidad nacional y evitar la guerra”, dijo hablando en italiano.

“Estoy cerca de las miles de familias, especialmente cristianas, que han tenido que dejar sus casas y que están en grave peligro. La violencia genera otra violencia, el diálogo es el único camino para la paz. Recemos a la Virgen para que proteja al pueblo de Irak”, agregó el papa Francisco.

No es la primera vez que Bergoglio lleva a cabo esta reivindicación.

La primera ocasión fue durante el Ángelus del 30 de octubre mientras que la más reciente fue hace dos semanas, el 15 de junio, cuando pidió rezar a todos los fieles en pro de la paz en Irak.

Antes de rezar el Angelus este domingo, el líder católico había celebrado una ceremonia de casi dos horas en la Basílica de San Pedro, durante la cual impuso la indumentaria litúrgica del “palio” a 24 arzobispos metropolitanos de diversos países del mundo.

Esto con motivo de la festividad de los santos Pedro y Pablo, patronos de la ciudad de Roma. Por tradición este día el pontífice entrega una faja blanca con cruces de color negro, que simboliza la autoridad del arzobispo y su unidad con el Papa.

San Pedro, según refirió Bergoglio desde la ventana del Apartamento Pontificio, enseña a “mirar a los ojos de los pobres con mirada de fe, a verse en los ojos de los demás y a establecer con el prójimo una relación humana”.

Por otro lado, San Pablo, en un principio “acérrimo enemigo de la Iglesia”, anima a “vencer el egoísmo” que hay “en el corazón para seguir decididamente al Maestro”.

A Jorge Mario Bergoglio se le vio este domingo en buena forma y con ello alejó las especulaciones respecto a su estado de salud, que ha generado en las últimas horas luego que el viernes canceló un acto a último momento.

La tarde del viernes, Francisco canceló de manera sorpresiva una visita ya programada al Policlínico Agostino Gemelli, ubicado al norte de Roma, a causa de una “imprevista indisposición”.

A raíz de ello comenzaron las especulaciones sobre su estado de salud, ante todo porque fue la segunda vez que suspendió una actividad en el arco de dos semanas. También había cortado audiencias los días 9 y 10 de junio pasados.

Al respecto el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, aseguró que “no existen motivos de preocupación” por el Papa y confirmó todas sus actividades de este fin de semana, que ha cumplido sin contratiempos.