Hallan muertos a jóvenes secuestrados por Hamás

Los estudiantes se habían perdido desde el 12 de junio y el Ejéricto israelí realizaba un amplio operativo de búsqueda

Hallan muertos a jóvenes secuestrados por Hamás
Soldados israelíes estaban desplegados en la localidad de Halhul, en el norte de la ciudad de Hebrón, Cisjordania.
Foto: EFE

Los jóvenes estadounidenses Eyal Yifrah, de 19 años, Gilad Shaar de 16 y Naftali Fraenkel, también de 16, llevaban desaparecidos desde el 12 de junio y aunque sus familiares no perdían la esperanza de encontrarlos sanos y salvo, este lunes recibieron la desgarradora noticia: sus cuerpos fueron hallados debajo de unas rocas en una zona en Cisjordania cercana a donde fueron vistos pidiendo aventón.

Desde el inicio de su desaparición el Ejército israelí realizaba un gran operativo de búsqueda. Este lunes no se reveló el estado en el que se encontraron los cuerpos ni otros detalles.

“Estaban sepultados bajo un montón de rocas” en un área abierta entre Halhul y la localidad de Beit Kahil, afirmó el portavoz de las Fuerzas Armadas israelíes, Peter Lenert, según reportó la agencia EFE.

El hallazgo se produjo en el área de Khirbet Aranava, muy cerca de la aldea de Beit Kahil, una zona de terrazas agrícolas y frondosa vegetación donde los soldados habían centrado sus esfuerzos de búsqueda en los últimos días después de recibir información de los servicios de inteligencia.

Un familiar de uno de los desaparecidos confirmó a EFE que el Ejército ya les había informado el domingo que tenían “una pista seria” sobre su paradero.

Según medios israelíes, unidades de la Brigada de elite Kfir, inscritos en la unidad Maglan, y dispositivos civiles encontraron los cadáveres en una tumba poco profunda en un área abierta cercana al asentamiento de Telam.

La zona está llena de cuevas, casas, túneles y cultivos de vid e higueras, y en los últimos días se había hallado allí, además, un gran arsenal de armas.

En medio de los rumores sobre la muerte, que comenzaron a circular en internet a media tarde, el gobierno israelí convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad.

Desde entonces, toda el área de la ciudad de Hebrón, en la que viven cerca de 200,000 palestinos, está bajo toque de queda, con las carreteras cortadas y cientos de tropas sobre el terreno.

El gobierno israelí responsabilizó de la desaparición desde el primer momento al movimiento islamista Hamás, aunque éste en ningún momento ha asumido la autoría del supuesto secuestro.

– Con información de EFE