Piden respuestas al Congreso

Organizaciones a favor del control de armas culpan al Congreso por la ola de violencia que azotó la ciudad el pasado fin de semana. Las organizaciones aseguran que los neoyorquinos seguirán vulnerables hasta que no se fortalezcan las leyes federales para impedir la llegada de armas.

“La ciudad de Nueva York continuará inundada de armas ilegales que matarán y dejarán heridos a nuestros ciudadanos”, dijo Leah Gunn Barrett, directora ejecutiva de New York Against Gun Violence (NYAGV).

“Sabemos que el 90% de las armas recobradas en la ciudad vienen de estados como Virginia, Pensilvania, North Carolina, Florida y Georgia“, agregó.

Brooklyn fue el condado con más víctimas en 7 balaceras no relacionadas, dijo el Departamento de Policía. Cinco personas fueron baleadas en Manhattan y en El Bronx. También hubo un herido en Queens y otro en Staten Island.

“Mientras el Congreso no apruebe leyes federales más fuertes, todos vamos a seguir vulnerables, y nuestros niños no son la excepción”, dijo Colette Martin, portavoz de la organización Parents Against Gun Violence.

Según datos de NYPD el año pasado se registraron 412 incidentes con armas para esta fecha. La cifra para el 2014 es de 456 incidentes, un aumento del 10.2 por ciento.

“La sangre, no sólo de los neoyorquinos sino de todos los estadounidenses muertos y heridos por armas ilegales, está en las manos del Congreso”, dijo Barrett