El Blue Book ahora cuenta estudiantes de NYC en trailers

El cambio en el reporte anual de ocupación escolar pondría de manifiesto cuan abarrotados están los edificios escolares de la ciudad
El Blue Book ahora cuenta estudiantes de NYC en trailers
Algunas de las batallas escolares más encarnizadas giran alrededor de los números de Blue Book.
Foto: Archivo

Nueva York – El Departamento de Educación de la ciudad (DOE) publicó el viernes su reporte anual de ocupación escolar meses antes de lo que es habitual, e incluye algunos cambios recomendados por un grupo consultivo que incluye representantes de los padres y principales.

La principal revisión del estimado anual de cuánto espacio hay disponible en cada edificio escolar, conocido como Blue Book (libro azul) es que ahora incluirá en el recuento de los edificios escolares a los estudiantes que van a clase en trailers exteriores. Esto debería poner de manifiesto cómo de abarrotados estarían los edificios escolares una vez muevan a los estudiantes de los trailers a los edificios principales, una medida declarada prioritaria para la ciudad.

“Esto es una clara mejora”, dijo Leonie Haimson, directora ejecutiva de Class Size Matters, un grupo que ha sido muy crítico con la forma en que la ciudad calcula el espacio escolar disponible.

Algunas de las batallas escolares más encarnizadas, incluyendo las que se refieren a sobrepoblación escolar y el emplazamiento de múltiples escuelas en un edificio, giran alrededor de los números de Blue Book. Sus cálculos seguramente recibirán un mayor escrutinio a medida que la expansión Pre-K del alcalde, y una nueva ley estatal que fuerza a la ciudad a encontrar espacio para escuelas charter, agravan la escasez de aulas de la ciudad.

Los críticos argumentan que Blue Book puede subestimar la cantidad de espacio que necesitan las escuelas y sobreestimar el que hay disponible, haciendo que la incorporación de más estudiantes o escuelas en un edificio parezca menos perjudicial de lo que es en realidad. A la luz de este y otros asuntos, el alcalde Bill de Blasio prometió un alto temporal a la creación de nuevas escuelas coexistiendo con otras, enfocándose especialmente en los casos de escuelas charter.

Cuando su administración anunció en febrero que sí permitiría proceder algunas de ellas, como concesión el departamento de educación dijo que formaría un grupo consultivo formado por líderes del Consejo Comunitario de Educación, activistas y otros para revisar el Blue Book y proponer cambios. Después, la Alcaldía y el DOE formaron otro grupo consultivo para discutir los asuntos de espacio escolar en general.

El jefe de la School Construction Authority, que ayuda a compilar el Blue Book, dijo en una audiencia este mes que la guía se publicaría temprano para darle a los legisladores más tiempo para planear, y que sería más fácil de usar que antes. Pero agregó que los cambios más sustanciales en el cálculo de espacio no llegarían hasta ediciones posteriores. En esa audiencia, el concejal Mark Levine mostró su preocupación porque los cambios fueran a revelar más masificación, y la necesidad de más fondos para construcción que lo que se asignó en el pasado presupuesto.

Haimson, de Class Size Matters, dijo que incluso con las mejoras el Blue Book todavía contiene “muchos, muchos defectos”. Por ejemplo, dijo que no destina suficiente espacio para arte y educación especial en las escuelas, con lo que algunos estudiantes con discapacidades deben recibir servicios en pasillos y roperos.

*La publicación de este artículo en El Diario es parte de un convenio entre ImpreMedia y Chalkbeat.org. Lea la historia original en inglés aquí.