!Mira qué cosa más linda!

La Copa del Mundo Brasil 2014 es la mejor que le haya tocado vivir a nuestra generación
!Mira qué cosa más linda!
James Rodríguez, Neymar, Lionel Messi, Thomas Muller, Robin Van Persie y Karim Benzema son algunos de los máximos goleadores de Brasil 2014.

La irreverencia de los condenados, partidos de infarto y la extinción de los negros son algunos de los elementos que conforman el mosaico de una gran fiesta donde han quedado enterrados los vestigios de malos augurios.

Brasil 2014 es la mejor Copa del Mundo que a nuestra generación le haya tocado presenciar.

Lo que estamos viendo en este Mundial se puede considerar el renacimiento del fútbol espectacular que por décadas se había perdido en complicados esquemas tácticos defensivos.

La de Brasil va en camino a ser la Copa del Mundo con el mayor número de goles marcados con un promedio cercano a las tres anotaciones por partido.

Las visitas constantes del balón a las redes de las porterías han sido acompañadas por hazañas inimaginables en el campo de juego.

Quién hubiera pensado que la modesta Costa Rica fuera a superar la fase de grupos pasando por encima de tres selecciones campeonas del mundo como lo son Italia, Uruguay e Inglaterra.

Ahora en cuartos de final, después del dramático triunfo en tiros penales sobre Grecia, los ticos están escribiendo una epopeya que trascenderá generaciones enteras.

La eliminación de potencias a las primeras de cambio, como la España de Iker Casillas, Xavi Alonso y Andrés Iniesta, es el ejemplo más claro de que en esta vida nada dura para siempre.

La tristeza y el dolor que sufren los ibéricos por la abdicación al título de su selección contrastan con el color, la alegría y la fiesta que se está viviendo en cada una de las sedes mundialistas.

En todos los partidos se han presentado llenos espectaculares en los estadios.

La cercanía de los pueblos sudamericanos y el peregrinar de europeos, asiáticos y africanos a Brasil, le han dado a esta Copa un ambiente único y una emoción sin igual que han creado postales visuales que perdurarán en la eternidad.

De todo ello nos hemos podido percatar gracias a la magnífica cobertura y transmisión del Mundial que están efectuando todas las cadenas de televisión que atienden al mercado hispano.

Los niveles de audiencia han sido los más altos para cualquier otra Copa del Mundo, y es que el dramatismo de los juegos en etapas decisivas no se compara con ninguna otra novela deportiva.

Cinco de los ocho duelos de octavos de final se decidieron en tiempo extra, dos de ellos en serie de penales.

El contraste entre el éxtasis de los triunfadores que dan un paso más en la búsqueda de alcanzar la gloria y la tristeza enmudecedora de los derrotados, conforman el drama que mantiene al mundo entero en un vilo.

Es precisamente a través de la televisión que estamos siendo testigos de casos curiosos, tal y como lo es la aniquilación de los clásicos zapatos negros de futbol.

Los elegantes y sobrios botines oscuros ya no se ven en las canchas, ahora son zapatillas de colores fluorescentes las que adornan el verde césped de las canchas.

Inclusive, hay jugadores que están tratando de imponer un nuevo estilo al utilizar el botín derecho de un color y el izquierdo de otro.

Los grandes partidos que estamos disfrutando, las hazañas que estamos atestiguando, el surgimiento de figuras míticas como los es el caso del colombiano James Rodríguez, con un gol de ensueño ante Uruguay, la de Luis Suárez por su gran actuación contra Inglaterra y su mordisco a Giorgio Giorgio Chiellini, y la de Tim Howard, el arquero estadounidense que cumplió una épica defensa de su marco ante Bélgica, nos hacen hablar hoy de lo grande que ha sido el Mundial de Brasil 2014.

http://www.eldiario.com