Obama se compromete con reforma migratoria de “sentido común”

El Presidente de EUUU reconoció el "sacrificio" de los inmigrantes que han dado la vida por ese país
Obama se compromete con reforma migratoria de “sentido común”
Barack Obama reconoció la contribución de los inmigrantes a las Fuerzas Armadas, durante la celebración de los 238 años de Independencia de EEUU.
Foto: EFE / Jim Lo Scalzo

Washington – Ante la controversia entre republicanos y demócratas que ha generado la reforma migratoria en las últimas semanas, el presidente Obama aprovechó este 4 de julio para aludir al tema.

La agencia EFE reportó que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presidió una ceremonia de nacionalización de militares en activo, veteranos y reservistas, en la Casa Blanca, con motivo del Día de la Independencia, en la que destacó la aportación de los inmigrantes al país y se comprometió con una reforma migratoria.

Obama destacó el “sacrificio” de estos inmigrantes dispuestos a dar la vida por un país incluso antes de que fuera “totalmente el suyo”, durante una ceremonia en la que también fue reconocido el chef español José Andrés por su aportación al país como inmigrante.

“Todos ustedes han hecho un largo camino hasta este momento”, señaló el presidente, “porque sus padres les trajeron de niños o porque lo decidieron de adultos muchos de ustedes hicieron algo extraordinario” al alistarse.

El presidente reconoció la contribución de los inmigrantes a las Fuerzas Armadas, que se han ganado la ciudadanía sirviendo al país y que a lo largo de la historia han aportado esta comunidad a Estados Unidos, que celebra 238 años de su independencia.

Obama afirmó que Estados Unidos es una “nación de inmigrantes” y se comprometió a seguir trabajando para “arreglar” el actual sistema de inmigración, motivo de disputa entre demócratas y republicanos en el Congreso, donde está estancado el proyecto de ley aprobado el año pasado por el Senado.

“Voy a seguir haciendo todo lo que pueda para continuar haciendo nuestro sistema de inmigración mejor y más eficiente”, dijo.

“Vamos a tener que arreglar nuestro sistema de inmigración, que está roto, y aprobar una reforma migratoria de sentido común“, dijo y señaló que la reforma ayudaría crecimiento de la economía.

Obama, que presidió anteriormente ceremonias de naturalización en la Casa Blanca en 2009, 2010, 2012 y 2013, destacó que estos nuevos ciudadanos con su incorporación contribuyen a que Estados Unidos sea un país “más completo”.

Quince militares en activo del Ejército, la Fuerza Aérea y la Guardia Nacional, dos veteranos, un reservista y siete cónyuges de militares, que en conjunto representaban a 15 países, recibieron la ciudadanía.

El subsecretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dirigió el juramento de ciudadanía de los 25 nuevos estadounidenses que dieron su palabra de fidelidad al país con mano derecha levantada.

Entre los elegidos para participar en esta ceremonia estuvieron Oscar Vanegas Gonzalez, de 27 años, miembro de la infantería de Marina, nacido en Guatemala y que emigró con 19 años.

También el sargento retirado Rogelio Augustin Fisher, de 59 años, nacido en Panamá, que emigró a Estados Unidos en 1976 y se alistó en la Marina ese mismo año, con la que ha estuvo destacado en Okinawa (Japón), Camp Lejune (Carolina del Norte) y Quantico (Virginia).

En la ceremonia también fue reconocido el chef español José Andrés por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, con la mención de estadounidense destacado, al que el presidente Obama entregó un diploma.

Se trata de una iniciativa que destaca los logros de ciudadanos naturalizados que han demostrado su compromiso con el país a través de su participación cívica, su éxito profesional y su contribución.