Un ‘tiburón’ es el líder

El italiano ganó la segunda etapa del Tour

Un ‘tiburón’ es el líder
El italiano Vincenzo Nibali cruza victorioso la meta tras ganar la segunda etapa del Tour.
Foto: EFE

Sheffield, Reino Unido

“El Tiburón” italiano Vincenzo Nibali (Astana) “mordió” con voracidad en la “miniclásica” británica del Tour y alzó los brazos como vencedor de la segunda etapa, lo que le permitió enfundarse el maillot de líder de la carrera francesa.

Un recorrido de 201 kilómetros entre York y Sheffield jalonado de cotas agrupó a los favoritos de la general para medir fuerzas y discutir la victoria. Entre todos emergió a 2 kilómetros el campeón de Italia para aguantar en solitario los últimos 1,800 metros.

Decisión, oportunismo y fuerza en un certero mordisco que le permitió estrenar su palmarés en el Tour y enfundarse por primera vez el maillot amarillo. Además fue una victoria simbólica, ya que se cumplían 100 años de la fundación de Astana, capital de kazajistán y 74 aniversario del presidente de ese país, Nursultán Nazarbaiev, datos que quiso recordar el ganador.

El ganador de la Vuelta 2010 y del Giro 2013 cruzó feliz la meta, mostrando con orgullo la bandera tricolor. El líder del Astana dejó clavados a sus rivales, que no reaccionaron a su “aletazo”. Aventajó en 2 segundos al belga Van Avermaet (BMC), al polaco Michal Kwiatkowski (Omega) y al ramillete de favoritos con Contador, Froome, Valverde, Talansky, Mollema y Van Garderen, entre otros.

Una victoria que reivindica al ciclista siciliano, criticado por una temporada sin triunfos. En una semana ha tapado algunas bocas: campeón nacional y líder del Tour. Después de un último kilómetro agónico, se le abrió el cielo.

“Había mucho viento, pero el último kilómetro fue extraordinario, se me ha hecho muy largo. Era importante lograr esta victoria. Todavía más contento por el hecho de ser padre”, dijo eufórico el “Tiburón”, único corredor del pelotón que ha vestido de líder en el Tour, el Giro y la Vuelta.

Nibali saldrá hoy vestido de amarillo en la tercera y última etapa en territorio británico entre Cambrigde y Londres, de 155 kilómetros

eldiariony.com