Marihuana medicinal ya es una realidad en Nueva York

El gobernador Andrew Cuomo firma la ley que entrará en efecto de inmediato
Marihuana medicinal ya es una realidad en Nueva York
A pesar de que la ley entra en efecto de inmediato, la marihuana medicinal no estará disponible sino hasta dentro de unos 18 meses.
Foto: Getty

Nueva York – Con la firma de la ley por parte del gobernador Andrew Cuomo, Nueva York se convirtió este lunes oficialmente el 23º estado del país en legalizar la marihuana para uso medicinal.

La legislación, que fue aprobada por amplia mayoría en la Legislatura estatal el mes pasado, prohíbe que la droga sea fumada, y sólo permite que sea consumida por pacientes que realmente la necesiten mediante aceites, pastillas o vaporizadores.

A pesar de que la ley entra en efecto de inmediato, la marihuana medicinal no estará disponible sino hasta dentro de unos 18 meses, ya que el Departamento de Salud estatal deberá ahora establecer regulaciones sobre la producción y venta de la hierba.

El tratamiento con marihuana estará permitido para pacientes que sufren enfermedades que ponen en riesgo su vida, como el cáncer, el sida, la esclerosis múltiple o el Parkinson.

“La nueva ley supone un paso importantísimo para traer alivio a pacientes que viven con fuertes dolores y enfermedades”, declaró Cuomo durante la ceremonia de la firma. “Establece la balanza correcta entre nuestro deseo de ofrecer el tratamiento a aquellos que sufren de enfermedades serias y nuestra obligación de protegernos de amenazas a nuestra seguridad y salud pública”.

Lee también: Las dos caras de la marihuana medicinal

Sólo doctores que reciban una certificación estatal podrán recetar la droga, y los pacientes que la reciban también deberán registrarse en el estado, para que se les otorgue una cartilla con información sobre la dosis recomendada. Recetar la droga a un paciente no elegible será considerado delito.

El gobernador se reserva el derecho de revocar la ley si considera que se está poniendo en peligro la salud pública y las aseguradoras en ningún caso cubrirán el coste de la droga.