Una mano amiga

Cómo saber a qué organización ayudar y dedicarle nuestro tiempo
Sigue a El Diario NY en Facebook
Una mano amiga
Existen innumerables maneras de extender una mano a otras personas menos privilegiadas.
Foto: shutterstock.

Cuando nos enteramos de historias de niños, ancianos e incluso mascotas víctimas de abuso, abandono o pobreza, la primera reacción es querer ayudar, ya sea como voluntarios o con donaciones de algún tipo.

Sabemos que cada acto de caridad, por pequeño que sea, puede hacer una diferencia en la vida de otra persona y querríamos ser parte de la solución. Pero la falta de conocimiento o certeza de que se trate de una organización honesta o eficiente muchas veces nos previene de hacerlo.

Compartir tu tiempo y energía con otros más necesitados que tú, no sólo es beneficial para quien recibe la ayuda, sino para quien la ofrece.

Incluir tu trabajo voluntario, no sólo aumenta el valor de tu curriculum profesional, sino que mejora las posibilidades en tu admisión a la universidad, te da la posibilidad de conocer otras personas con tus mismos valores, y por sobre todas las cosas, te da la satisfacción personal y única de saber que pusiste tu granito de arena para hacer de este, un mundo mejor.

¿Debo asumir que todas las organizaciones sin fines de lucro son iguales?

La etiqueta de “Sin fines de lucro” significa que la organización utiliza los ingresos excedentes para lograr sus metas, en lugar de distribuirlos como ganancias.

Sin embargo, esto no garantiza que las donaciones sean bien utilizadas o que la caridad sea eficiente. Algunas organizaciones destinan gran parte de las donaciones a sueldos de gerentes y otros ejecutivos.

El sitio Charity Navigator, por ejemplo, ofrece una lista de caridades cuyos gerentes reciben salarios que exceden los $200.000 anuales, pero cuyo programa tiene una baja calificación.

Existen casos de presidentes y CEOs que reciben más de $444,000, cuando su organización tiene una calificación de solamente 32 puntos sobre 70 posibles.

Sitios de internet como Charity Navigator son un buen punto de partida.

Este tipo de páginas evalúan diferentes factores, como el salario de sus ejecutivos y el porcentaje de dinero dedicado a los programas de ayuda, comparado con el porcentaje de dinero usado para los gastos administrativos.

Estos factores combinados determinan la eficiencia de la institución.

Charity Navigator: charitynavigator.org

Great Non Profits: greatnonprofits.org

Charity Watch: (ex Instituto Americano de Filantropía http://www.charitywatch.org