Un trampolín de ayuda para miles de niños

@JoaquinBotero

Boys Club of New York ayuda a alrededor de 4.000 niños en tres clubes: Harriman en el Lower East Side, Elbridge T. Gerry, Jr. en East Harlem, y el Marion McMahon Abbe en Flushing. Cuarenta y cuatro por ciento de los asistentes son latinos. La organización busca atender las necesidades vocacionales de los miembros, y por supuesto, también las sociales, emocionales y de salud.

Jóvenes que han pasado por la organización se han convertido en hombres que levantan familias, construyen carreras y devuelven a sus comunidades.

BCNY ofrece programas para después de la escuela en áreas académicas, desarrollo de la personalidad, música, arte y recreación.

La organización tiene una política de puertas abiertas y una membrecía anual de $5. También se cobra $25 cada semestre por el programa musical. Algunos de los programas deportivos también requieren pequeños desembolso para uniformes o torneos.

Don Mattingly, ex astro de los Yankees dijo sobre BCNY: “Cuando las oportunidades tocan a tu puerta, tú respondes, y eso es lo que BCNY está haciendo dándole oportunidades a estos muchachos”.

“Sin la ayuda de Boys Club of New York, yo no estaría en la situación de ahora. Recibí la oportunidad de mejorar mis habilidades en el béisbol y también las académicas”, dijo en 2008 Anthony Hewitt, jugador de los Phillies de Filadelfia.

BCNY cuenta con 80 empleados de tiempo completo y 150 de medio tiempo, además de 50 voluntarios.

BCNY era financiado por donaciones de individuos y corporaciones hasta 2012 cuando empezaron a recibir las primeras subvenciones del gobierno.

Las fechas de enrolamiento son al final de agosto para las membrecías anuales y a mediados de marzo para las de verano