Fiscalía frena el lanzamiento de taxis con bigote de Lyft

Eric Schneiderman presentó una demanda ante la Corte Suprema de Justicia en contra de la compañía este viernes y ganó la orden de restricción temporal

Nueva York- El Fiscal del Estado, Eric Schneiderman, logró detener temporalmente el lanzamiento de los servicios de transporte de Lyft, una compañía que funciona a través de una aplicación que puede bajarse en teléfonos inteligentes y que, como Uber, conductores independientes pueden recoger a ciudadanos que se encuentren cerca de su radar; aunque lo que más les distinguirá de todas las demás empresas de transporte es que llevarán un gran bigote rosado en sus autos.

Schneiderman presentó una demanda este viernes ante la Corte Suprema de Justicia con el objetivo de parar a la empresa, ya que en días pasados éste había tratado de negociar con sus directivos para encontrar la forma de que sus servicios fueran legales en la ciudad. Según la demanda conocida por El Diario, Schneiderman argumenta que Lyft opera ilegalmente porque ni sus conductores ni sus vehículos tienen licencia comercial; y además los carros tampoco están asegurados apropiadamente.

“A pesar de que han sido advertidos de detener su lanzamiento en tres ocasiones, los acusados han pasado de la ley y han continuado su plan”, dice el Fiscal en la demanda. “En días previos tratamos de explorar formas en que Lyft pudiera servir a los ciudadanos de manera responsable y legal en Nueva York. Sin embargo, durante este proceso y en nuestra cara, la compañía decidió que su lanzamiento era inminente, y que estaba programado para el 11 de julio”.

La demanda va más allá de estas irregularidades: Schneiderman afirma que Lyft ha obligado a sus conductores a comprar seguros de auto que no están autorizados en el Estado de Nueva York. Según el Fiscal, las pólizas han sido vendidas por una empresa llamada James River Insurance Company, localizada en Ohio, y que no tiene permiso de hacer negocios en el Estado de Nueva York.

La demanda cuenta con el apoyo del Departamento Estatal de Finanzas y de la Comisión Reguladora de Taxis y Limosinas. La Comisión ha pedido a los usuarios del servicio que no se suban a los carros de Lyft porque la compañía “no está autorizada en Nueva York”.

Sin embargo, el jueves en la noche, más de 75,000 personas habían bajado la aplicación.