Leo fue el que menos corrió en la albiceleste

Sólo le quedaba una bala para demostrar que nunca se fue y que podía mirar de tú a tú a Maradona, pero Messi la desaprovechó.

Como ha venido haciendo en todos los partidos de Argentina en el torneo, en la final de Brasil 2014 Lionel Messi sólo nos dejó visos del jugador que era hace año y medio. Disparó a portería en cuatro ocasiones, errando oportunidades que hace un par de temporadas irían al fondo de la red con total seguridad.

Su acción de más peligro llegó en el minuto 47, cuando se adentró en el área por el carril izquierdo a pase de Higuaín para después lanzar un tiro cruzado al palo largo de la portería de Neuer que se marchó desviado.

El resto de sus cifras en la final son 28 pases completados, 12 balones perdidos, 2 recuperados, 2 faltas recibidas y una cometida.

En los 120 minutos de la final, Messi recorrió un total de 10.5 kilómetros, siendo el jugador argentino que menos ha corrido en el día, sin contar los cambios de Sabella ni al arquero Romero.

Asimismo, Leo alcanzó una velocidad máxima de 30.3 kilómetros por hora durante el transcurso de la finalísima. Curiosamente, el portero alemán Manuel Neuer superó al cuatro veces Balón de Oro en esta faceta, llegando hasta los 30.9 km/h en el partido de hoy.

Con todo, “La Pulga” se marcha este domingo del Mundial de Brasil 2014 sin haber cumplido con las expectativas en la gran final y con medio mundo haciéndose la misma pregunta: “¿Qué le pasa a Messi?”

quieromasfutbol.com