HRW denuncia a Israel por crímenes de guerra en Gaza

El organismo de derechos humanos criticó al ejército israelí por lanzar sus ataques a objetivos civiles donde han muerto decenas de personas en Gaza
HRW denuncia a Israel por crímenes de guerra en Gaza
La operación "Escudo Protector" fue lanzada hace dos semanas contra Hamás.
Foto: EFE

Tras la ofensiva israelí denominada “Escudo Protector” que ha impactado en objetivos civiles y que ha causado la muerte de decenas de personas en la Franja de Gaza, la organización Human Rights Watch (HRW), considera los hechos como “crímenes de guerra”.

Los cohetes que ha lanzado el ejército israelí en la Franja de Gaza contra presuntos objetivos del grupo terrorista Hamás han caído en zonas civiles que han provocado la muerte de personas ajenal al conflicto, consideró HRW.

“Los ataques deliberados o imprudentes que violan las leyes de la guerra son crímenes de guerra”, consideró en un comunicado el organismo de derechos humanos y que la ofensiva dirigida por las fuerzas israelíes a blancos que no son militares son ilegales.

Destacó además que los ataques aéreos lanzados a Gaza desde el pasado 7 de julio pueden tener la intención de ser castigos colectivos o de destruir de manera amplia la propiedad civil.

“La retórica de Israel se centra por completo en la precisión de sus ataques, pero los bombardeos que no tienen un blanco militar y que causan tantas muertes de civiles difícilmente pueden ser considerados precisos”, dijo Sarah Leah Whitson, directora para el Medio Oriente de HRW.

Whitson asentó además que la ofensiva reciente de Israel “tristemente encaja en el largo historial de ataques aéreos ilegales con elevadas bajas civiles”.

Al 14 de julio, funcionarios de Israel aseguraron que habían lanzado más de 500 toneladas de explosivos en forma de misiles, bombas y fuegos de artillería a Gaza, lo que según la ONU ha causado la muerte de 178 personas y heridas a mil 361 individuos, entre ellos 635 mujeres y niños.

La ONU identificó que 77% de las personas muertas en los ataques son civiles, incluidos 36 niños, y que la ofensiva ha destruido mil 255 hogares y provocado el desplazamiento de al menos siete mil 500 personas.

HRW recordó que Israel ha sostenido de manera errónea como una política que miembros civiles del grupo político Hamas son terroristas y, por ende, blancos militares válidos, y ha llevado a cabo cientos de ataques bajo esa lógica ilegal.

Asimismo, las fuerzas de Israel han hecho blanco de viviendas de supuestos miembros de grupos armados sin demostrar que tales estructuras han sido usadas con propósitos militares.

El organismo presentó como ejemplo el ataque del 11 de julio a un café cerca de la ciudad de Khan Yunis en donde murieron nueve civiles, incluyendo dos niños de 15 años, debido a que ahí supuestamente se hallaba un terrorista, aunque Israel no presentó evidencia al respecto.

Israel nunca explicó como las personas “reunidas para ver un partido de la Copa Mundial estaban participando en operaciones militares o que la muerte de un supuesto terrorista en un café lleno de gente justificaba las bajas civiles esperadas”.

“La presencia de un sólo combatiente de bajo nivel difícilmente justificaría la horrenda eliminación de una familia entera”, enfatizó Whitson.

Con información de Notimex