Cada vez más ancianos son blanco de estafas telefónicas

La Fiscalía General de Nueva York recuerda que tiene el programa “Smart Grandparent” para contrarrestar estos fraudes

Cada vez más ancianos son blanco de estafas telefónicas
Las quejas desde el 2012 hasta mayo del 2014 por estas estafas reportaron pérdidas totales de $223 millones.
Foto: Getty

Nueva York – No hay nada que haga más feliz a un abuelo que escuchar la voz de alguno de sus nietos llamando a saludar, el problema es cuando después de colgar el teléfono descubre que ha sido estafado por miles de dólares.

La “estafa de los abuelos”, conocida en inglés como “Grandparent Scam”, y que en Nueva York ya había sido identificada desde hace algunos años por la Fiscalía General, se ha convertido ahora en un problema nacional. El miércoles el Senado en Washington presentó evidencias sobre el impacto de este crimen en todo el país.

Según testimonios de los senadores Susan Collins y Bill Nelson, los estafadores, haciéndose pasar por un nieto u otro familiar, convencen a su víctima de que han sufrido un accidente, que han sido arrestados o que se encuentran detenidos en un país extranjero, y que necesitan que les envié dinero a través de una tarjeta prepagada que la víctima compra y luego da el código al estafador por teléfono.

La Comisión Federal de Comercio (FTC), dijo que 10.8% de los adultos en Estados Unidos, es decir 25.6 millones de personas, fueron víctimas de este tipo de estafa en el 2011, algunos, en muchos casos, comprando bienes o pagando servicios.

La FTC notó que las consecuencias económicas son enormes. Los consumidores que presentaron quejas desde el 2012 hasta mayo del 2014 reportaron pérdidas totales de $223 millones.

En Nueva York, la Fiscalía General identificó cinco modalidades de estafas dirigidas a ancianos, por lo cual lanzó un programa de prevención de abusos para estas víctimas llamado “Smart Seniors” o “Abuelos Inteligentes”. Mediante el programa, funcionarios de la fiscalía visitan los centros de ancianos para ponerlos al tanto de las estafas y aconsejarlos al respecto.

  • Estafa del abuelo o la abuela: El embaucador se hace pasar por el nieto y lo convence de enviarle dinero porque se encuentra en apuros. Cada vez más, los estafadores usan nombres e información reales de los familiares recogidos de las redes sociales y otros sitios de internet.
  • Estafa del servicio de jurado: El estafador le dice a la víctima que tiene una orden de arresto por incumplir sus obligaciones como jurado y que debe pagar el “Jury Duty Warrant”, para evitar el arresto. El pago debe hacerlo con una tarjeta Green Dot, a través de Western Union o MoneyGram. La estafa ha existido por años y retorna periódicamente a Nueva York. En un caso reciente, las llamadas fueron rastreadas a una prisión de Georgia.
  • Estafa del premio de la lotería: Le dicen que se ganó una lotería en el extranjero y que deben pagar los impuestos. También piden la información bancaria para depositarle el dinero del premio. En realidad se trata de un robo de identidad.
  • Estafa del IRS: Parecido a la estafa del servicio de jurado, le piden que pague “IRS TAX Warrant” de lo contrario puede ser arrestado y de igual forma le pide una transferencia de dinero.
  • Estafa de facturas de utilidades: Le dicen que tiene el pago de un servicio atrasado y que debe pagar inmediatamente o de lo contrario le van a cortar el servicio. Usualmente el estafador tiene número de cuentas reales porque a menudo han obtenido información a través de las redes sociales, el internet u otros medios.

Piense en el teléfono como “una calle de una sola vía”: Sólo de información personal cuando es usted el que llama a una compañía o entidad. Si lo llaman cuelgue y llame usted a la compañía que dijo estar llamando.

Tenga cuidado si la persona que llama le pide mantener la conversación en secreto.

Simplemente diga “NO”, usted no tiene que ser amable cuando recibe llamadas telefónicas no solicitadas. Y recuerde que “si algo suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo es”.

La Fiscalía General de Nueva York recuerda a los neoyorquinos que, además de ser consumidores vigilantes, también deben denunciar los casos de fraude a su oficina. Según datos de la fiscalía sólo uno de cada 24 casos son denunciados.

http://www.ag.ny.gov/ o llame al 1-800-7717755