Danae Mines, heroína del fuego

No existen trabajos "sólo para hombres" o "sólo para mujeres".
Sigue a El Diario NY en Facebook
Danae Mines, heroína del fuego
La pasión no tiene género.
Foto: FDNY

La concepción de que las mujeres no pueden hacer el mismo trabajo que los hombres o viceversa, es errada. Así lo comprueba Danae Mines, quien se convirtió en bombera desde hace 11 años y logró ser la primera mujer en aparecer en el calendario de héroes del Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York.

Según una entrevista que le realizaron en el Daily News, la primera vez que Mines tuvo el deseo de convertirse en bombera fue a la edad de 10 años, cuando un bombero visitó su escuela y brindó una charla en su aula de clase. Mines cuenta que los comentarios de sus familiares no se hicieron esperar y no recibió el apoyo que esperaba. ¡Grave error!… Or maybe not.

Su determinación y esfuerzo le valieron para cautivar a sus familiares, amistades y compañeros de trabajo, quienes ahora admiran su entrega, pasión, méritos y sobre todo, su valentía por unirse al cuerpo de bomberos, sin importarle las críticas ante lo que hoy en día es su pasión y trabajo.

La profesión de ser bombero es una carrera donde la presencia de testosterona es más que evidente. De aproximadamente 10,500 miembros del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York, solamente 41 mujeres son parte de éste. Fue hasta el año 1977 que dicha organización eliminó el requisito de ser exclusivamente hombre para poder pertenecer a ella y se considera a Brenda Berkman la primera bombera oficial.

¿Cuántas veces hemos escuchado: “Este es trabajo para hombres/este trabajo es para mujeres”?- yo digo que ni uno ni lo otro. Cada quien tiene la opción de elegir sus profesiones. Ya es hora de dejarnos de influenciar por los estereotipos que la sociedad impone, creando la concepción de la mujer débil y el hombre fuerte.

La historia de Danae Mines es verdaderamente inspiradora, no sólo porque demuestra que la determinación lleva al éxito, sino porque comprueba que no importa qué sexo se es para poder ejercer una profesión.