Pequeños astros del futbol local

Subtítulo en entre líneas usando 21 subtítulo
Sigue a El Diario NY en Facebook
Pequeños astros del futbol local
Justin Cortés, meta de Eagles.

Sus miradas destellan ilusión cuando sus labios pronuncian el nombre de sus ídolos: Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Guillermo Ochoa y Neymar.

Para Ramses, Justin y Diego, jugadores del Eagles Holyfield, esas estrellas del futbol son su motivación para ser mejores cada día, para esforzarse aún más, y para nunca dejar de soñar.

“Messi me inspira a ser mejor jugador”, dijo Ramses Martínez, campeón goleador de la Quinta División de la Liga American Premier Juvenil con 25 dianas y autor de los dos goles que le dieron el bicampeonato a su escuadra.

“Me sentí muy feliz por mi equipo”, afirmó el delantero, quien confesó que se inició en el futbol porque de pequeño tenía mucha energía y su padre determinó que el deporte lo ayudaría a controlarla.

Ramses sonríe mucho, transmite buena vibra y sobre todo tiene muy claro sus objetivos. “No importa qué equipo sea, yo sólo quiero jugar a nivel profesional, cualquier equipo que me dé la oportunidad sería grandioso”, aseguró el pequeño que hace unos meses viajó a Europa para tener encuentros amistosos con la escuela del Real Madrid y del Ajax de Holanda.

“Fue fantástico, aprendí mucho de jugar con otros chicos”, dijo.

Entrenar duro, ser muy disciplinado y poner su máximo esfuerzo es el camino que el goleador se ha trazado para algún día poder convertirse él en ídolo de muchos niños.

Justin Cortés, tiene 12 años, y las palabras –ni en inglés, ni en español- le alcanzan para describir la emoción y la adrenalina que le provoca ver cuando el equipo contrario se acerca a su portería, pero algo sí sabe, el estar bajo los tres pales lo hace demasiado feliz.

“Me emociona cuando [el rival] presiona a la defensa y yo me tengo que preparar para atajar”, afirma mientras mueve las manos con los guantes puestos, como si un balón atacara su arco.

El ganador del trofeo como el Portero Menos Goleado de la Quinta Categoría, afirmó su admiración por el arquero mexicano Guillermo Ochoa.

“Es genial la forma en la que detiene la pelota, es el mejor”, acotó Justin.

Diego García, quien tiene un peinado de crack, como esos que usan los grandes futbolistas, ríe al hacerle ese comentario, como visualizándose en los grandes templos del futbol siendo ovacionado por miles de personas.

“Quiero jugar en el Barcelona”, dice el volante de 10 años de edad, que admira a Neymar y a CR7.

Respecto al bicampeonato que consiguió con Eagles hace unas semanas aseguró sentirse muy feliz, pero sobre todo muy agradecido con todo el trabajo que su equipo realizó.

Diego también habló sobre la gran responsabilidad que implica convertirse en un jugador integral. “Cuando practico doy todo lo que tengo, trato de aprender mucho. Y en el juego trato de no perder la pelota y de hacer buenos pases”, explicó.

Al ser cuestionado sobre el éxito del equipo respondió que: “todos nos ayudamos a aprender y a jugar mejor”, explicó y aprovechó para resaltar el talento de sus compañeros Ramses y Justin.

“Justin es muy bueno, muy seguro y Ramses es muy rápido y anota muchos goles”, afirmó.

El andar aún es largo para ellos, pero la pasión que resplandece en sus pequeños rostros por el balompié, desde ya, los convierte en astros del futbol local