Pierde seres queridos en dos tragedias

No se explican cómo la mala suerte vuelve a tocar a una famila australiana
Sigue a El Diario NY en Facebook
Pierde seres queridos  en dos tragedias
Kaylene Mann sufrió la pérdida de familiares en las dos tragedias de Malaysia.
Foto: www.thetimes.co.uk/

Parece una broma macabra del destino. Una mujer australiana que en marzo había sufrido la pérdida de dos de sus familiares en el avión perdido de Malaysia Airlines, resultó ser la madrastra de una víctima del atentado de ayer, en el que se derribó un vuelo de esa misma aerolínea que sobrevolaba territorio ucraniano y que causó 298 muertes.

Kaylene Mann, perdió a su hermano y a su cuñada en el vuelo MH370, que el 8 de marzo desapareció con 239 personas a bordo cerca de las costas del golfo de Tailandia.

Su hijastra, identificada como Maree Rizk, viajaba en el vuelo que fue derribado por un misil mientras sobrevolaba Ucrania.

“Trajo todo de nuevo”, dijo Greg Burrows, hermano de Mann. “Es como si nos rasgara las entrañas de nuevo”, agregó. El hombre admitió que su familia estaba luchando para entender cómo es que la mala suerte los tocó en dos ocasiones con la misma compañía aérea.

El presidente Barack Obama confirmó ayer que Quinn Lucas Shantzman, tenía la doble nacionalidad estadounidense y holandesa, según precisó el Departamento de Estado. Shantzman de 29 años, se disponía a pasar unas vacaciones en Malasya según reportes de medios neoyorquinos.

Barry Zim, su esposa Nur Azani y su bebé de tres meses, asi como Maarten de Jonge, un ciclista de 29 años y los integrantes de una familia que debían volver a Australia a través de Kuala Lumpur se salvaron de la catástrofe