Cerrar pendientes ayuda a tu salud emocional

Eso que quieres hacer y no has hecho es un obstáculo en tu vida emocional.
Cerrar pendientes ayuda a tu salud emocional
Expresar tus sentimientos a quienes amas es indispensable para tu bienestar emocional.
Foto: Thinkstock

En ocasiones, al pensar en la propia historia de vida resulta ineludible hacer un balance sobre aquello de lo que nos lamentamos por no haber hecho, dejamos pendiente o simplemente tiene el estatus de inconcluso.

La entrañable cinta francesa Amigos intocables, la cual está basada en un hecho real, retrata justo este tema por medio de una etapa en la historia de Philippe Pozzo di Borgio, un hombre que en 1993 adquirió una discapacidad y quien conoce a Abdel Yasmin Sellou, un valioso e irreverente joven que resulta ser un exitoso mediador entre Philippe y su olvidada pasión por el deleite de la vida, ya que había renunciado a cumplir algunas ilusiones.

La búsqueda del sentido de la existencia es una oportunidad que tenemos todos. El hecho de reconciliarnos con el presente y saldar nuestras deudas emocionales no es un ejercicio exclusivo de algunas personas que, por alguna circunstancia o condición de salud, tienen la oportunidad de hacerlo.

Bronnie Ware, autora del libro De qué te arrepentirás antes de morir, Editorial Grijalbo, trabajó como enfermera en los cuidados paliativos de personas con enfermedades terminales y explica que en su experiencia, hay 5 temas recurrentes con los que nos podemos enfrentar con mucho lamento, al final de nuestra vida y son:

1. No haber tenido el coraje de hacer lo que realmente queríamos hacer y no lo que los otros esperaban que hiciéramos.

2. Haber trabajado tanto.

3. No contar con el coraje de expresar lo que realmente sentíamos.

4. Perder el contacto con nuestros amigos.

5. No habernos permitido ser más felices.

La autora comenta que no existe un momento definido, más que el que nosotros mismos provoquemos y que es producto de nuestra reflexión y búsqueda. Hay que hacer un ejercicio de introspección para darnos cuenta de las situaciones por las que nos lamentamos o podemos llegar a hacerlo si no hacemos nada al respecto, nombrarlas y poner manos a la obra.

Hay un sinfín de puntos de partida para aliviar los pendientes, desde acercamos a las personas a quienes queremos para comunicarles el papel que juegan en nuestra vida, hacer lo necesario para pedir o brindar el perdón, dar un primer paso para un cambio de profesión, aprender alguna disciplina o área de conocimiento con la que nos sentimos profundamente atraídos, entre otros más.

El factor tiempo es un elemento que es necesario tomar en cuenta, ya que nos indica el modo con el que nos relacionamos con nuestras distintas esferas emocionales, además de que nos revela cuánto de este tesoro estamos dispuestos a dar.

Quizá por esta razón es frecuente darnos cuenta que hemos dejado, sea por la razón que sea, abandonados, rotos u olvidados los más importantes vínculos de afecto que nos unen con otros: “Muchos han quedado tan atrapados en sus propias vidas y han dejado amistades de oro perderse a través de los años”, comenta Bronnie Ware.

“Sé quien eres, busca el equilibrio, habla con franqueza, valora a quienes te quieren y date permiso para ser feliz. Si lo haces, no sólo estarás mostrando respeto por ti mismo, sino también por todos los que cayeron en la desesperación durante sus semanas finales por no haber tenido el valor de hacerlo antes. Tú eliges. Es tu vida”, finaliza la autora.

Philippe aceptó el reto de sacudirse viejos malestares, cumplir sueños y sus más profundos anhelos justo para dejar en blanco su lista de pendientes y sencillamente, disfrutar el aquí y ahora como la máxima experiencia; sin duda, un valioso obsequio para sí mismo.

Para leer:

El poder de la resiliencia, Robert Brooks y Sam Goldstein, Editorial Paidós.

Para ver:

Amigos intocables (Intouchables), dirige Eric Toledano y Olivier Nakache, Bélgica y Francia, 2011.

Colaboración de Fundación Teletón México

“El compromiso es una decisión, no un acto obligado”

Bojorge@teleton.org.mx