Una mano amiga para los niños migrantes

La Coalición Nuevo Santuario busca guardianes legales para los menores
Una mano amiga para los niños migrantes
Padre Fabián Arias.
Foto: Mariela Lombard

“Las historias de maltrato no son aisladas”, dice el sacerdote católico Fabián Arias, miembro de la Coalición Nuevo Santuario, organización que busca guardianes legales para los menores que entraron solos por la frontera y que se encuentran en albergues en el estado de Nueva York.

Como Lucas Godínez (16), que luego de permanecer dos días en la cárcel de Rikers Island esperando ser deportado a México, fue trasladado a un albergue de Westchester, de donde pudo salir gracias al padre Fabián, que actualmente es su guardián.

“Tuve mucho miedo cuando estuve en la cárcel, era un ambiente violento”, recordó Godínez. El joven fue detenido por Inmigración en la frontera en noviembre. Un día después volvió a cruzar solo, para reunirse con su hermano mayor en Nueva York

En marzo fue detenido sin causa aparente por la policía de Nueva York en Union Square. Al someter sus huellas dactilares al control, las mismas estaban registradas cuando fue arrestado en la frontera.

Claire Thomas, abogada del proyecto Safe Passage, de la Universidad de Leyes de Nueva York, dijo que en la corte juvenil de inmigración el número de casos ha aumentado y el problema mayor es que “no hay representación legal para estos niños”. El proyecto representa actualmente 350 casos.

Alrededor de la web