Los ‘projects’ de NY se deterioran a un paso alarmante

La oficina municipal encabeza ranking de malos caseros de Nueva York

Los ‘projects’ de NY se deterioran a un paso alarmante
La cantidad de personas que viven en projects en Nueva York, como Baruch Houses y James Weldon Johnson, es equivalente a la población de ciudades enteras, como Cleveland.
Foto: Mariela Lombard

@jcmatossian

Las condiciones de los apartamentos de vivienda pública de Nueva York, en los que viven más de 400,000 familias (casi la mitad de ellas, latinas), han caído en picada en la última década, asegura un reciente informe.

El informe, publicado ayer lunes por Community Service Society (CSS), una organización centenaria que lucha por los derechos de la población con menos ingresos, muestra que entre 2001 y 2011 las viviendas administradas por la Autoridad General de la Vivienda (NYCHA), popularmente conocidos como projects, se deterioraron a un ritmo mucho mayor que otras viviendas de renta baja.

Según el reporte, la agencia merece por esto el calificativo de “peor casero de Nueva York”.

El informe detalla cómo la falta de inversión gubernamental a nivel local, estatal y federal ha drenado los recursos de NYCHA, la agencia de vivienda pública más grande del país. La cantidad de personas que viven en projects en Nueva York es equivalente a la población de ciudades enteras, como Cleveland.

“No se ha llegado a esta situación de la noche a la mañana; la principal causa es la reducción de fondos públicos, y esto hay que revertirlo“, dijo David Jones, presidente de CSS. “Sin cooperación federal, necesitamos un mayor compromiso municipal y estatal para conseguir una inversión a largo plazo”.

CSS le pide a la administración Bill de Blasio que diseñe para esta repartición un plan tan ambicioso como el que presentó para crear 200,000 viviendas asequibles. El informe también reconoce que el actual alcalde ha tomado algunas medidas en la dirección correcta, como eliminar la obligación que la agencia tenía de pagar $70 millones al año a NYPD para vigilancia o la inversión de $140 millones para mejorar las condiciones de seguridad y reparación de los projects.

NYCHA se defiende de los cargos y señala que ya se está corrigiendo los problemas.

Joan Lebow, vocera de la agencia, indicó a El Diario que el informe de CSS recoge datos de la gestión municipal de Michael Bloomberg y que la situación ha cambiado radicalmente desde la asunción de De Blasio y de la nueva directora del área, Shola Olatoye.

A principios del año pasado, dijo Lebow, había más de 400,000 pedidos de reparaciones de inquilinos de vivienda pública sin atender y el tiempo promedio de espera superaba los 130 días. “Hoy, el número de pedidos ha bajado a 80,000 y el tiempo de espera ha decrecido considerablemente“, agregó la funcionaria, que no obstante admite que aún queda mucho por hacer.

En este sentido, la agencia ha lanzado recientemente un servicio en su web que permite consultar en detalle el estado de los pedidos de reparaciones, los tiempos de espera y las unidades de vivienda que están ocupadas o vacantes.