Jefe de NYPD busca limar asperezas con líderes afroamericanos

La comunidad está resentida con la Policía tras la muerte de Eric Garner durante su arresto

NUEVA YORK – Con el objetivo de aliviar tensiones en la comunidad afroamericana de Nueva York tras la muerte de Eric Garner durante su arresto, el Comisionado de Policía, William Bratton, se reunió este miércoles con el presidente de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), Cornell William Brooks, y representantes de la filial local.

Durante la cita, Bratton y los líderes afroamericanos discutieron las preocupaciones de la comunidad y cómo seguir adelante luego del trágico fallecimiento de Garner, a quien un policía aplicó una llave de ahorcamiento durante su detención por, presuntamente, vender cigarrillos sueltos en la calle.

Bratton buscó mantener el acercamiento entre el Departamento de Policía (NYPD) y las organizaciones comunitarias. “El NYPD se ha comprometido a construir relaciones con las organizaciones de base, como la NAACP, para aliviar las tensiones en nuestras comunidades mientras comenzamos una importante reforma en el entrenamiento y políticas del departamento”, planteó el jefe de la Uniformada.

Después de la muerte de Garner (43) en Staten Island, registrada el 17 de julio en un video, han surgido nuevos casos que demostrarían el uso recurrente de tácticas de estangulamiento por parte del NYPD.

Otro video mostró como, el pasado 14 de julio, Ronald Johns (22), fue arrestado violentamente por, presuntamente, entrar por una puerta de emergencia al tren, lo que representa una falta menor.

En otras imágenes también se muestra cuando el policía Joel Edourdo, usó la fuerza para arrestar a Jahmiel Cuffee,el 27 de julio, en Bedford-Stuyvesant, en Brooklyn, por sospecha de posesión de marihuana.

Y en otro impresionante video, dado a conocer el lunes, se ve cuando una mujer con siete meses de embarazo es arrestada también con una llave de estrangulamiento, por realizar una parrillada en un área no autorizada. El suceso ocurrió el 26 de julio, en el sector East New York, en Brooklyn. La víctima fue identificada como Rosan Miller.

Todos estos incidentes están bajo investigación de la Junta Revisora de Quejas Civiles (CCRB).