Adquirirán nuevos chalecos antibalas para policías en NY

Anuncian la primera ronda de subvenciones para la compra de más chalecos en el estado
Adquirirán nuevos chalecos antibalas para policías en NY
El detective del Departamento de Policía de Nueva York, Mario Muñiz, recibió varios disparos el 28 de julio y se salvó gracias a usar un chaleco antibalas.
Foto: Archivo

Nueva York – El fiscal general Eric Schneiderman anunció este lunes la primera ronda de subvenciones a agencias policiales en el estado de Nueva York a través de la Alianza inVEST, para darles la oportunidad de comprar nuevos chalecos antibalas para sus agentes.

Las primeras subvenciones de la Alianza inVEST, que es un programa estatal, irán destinadas a agencias del orden en 23 condados de las regiones capital, norte y oeste de Nueva York. Incluyen $156,738 para apoyar la compra de 375 chalecos en el condado de Erie, $ 90,504 para 234 chalecos en el condado de Monroe y $ 160,368 para 272 chalecos en el condado de Albany. En total, la primera ronda de financiación proporcionará $579,034 para apoyar la compra de 1,293 chalecos antibalas.

“Todos los días, en todas las comunidades a través de Nueva York, los valientes hombres y mujeres que sirven en nuestros departamentos de policía ponen sus vidas en peligro para mantener seguras a nuestras comunidades”, dijo Schneiderman. “Tenemos la obligación de hacer todo en nuestro poder para proteger a aquellos que han jurado protegernos a nosotros”.

En 1998, el Gobierno federal aprobó la Ley Alianza para Subvenciones de Chalecos Antibalas (BVP), que estableció un programa de donaciones para proporcionar hasta el 50% en fondos de contrapartidas para los estados, condados y las organizaciones locales de orden público para la compra de chalecos antibalas.

Desafortunadamente, debido a las disputas partidista en Washington, las subvenciones de BVP a los departamentos policiales han caído en picada en los últimos años. De hecho, desde su tope en 2010, las subvenciones concedidas a las agencias de la ley del estado de Nueva York se redujeron en un 81%.

Desde 1984, 71 uniformados del estado de Nueva York han perdido la vida por balaceras mientras estaban en servicio. El Instituto Nacional de Justicia (NIJ) estima que los chalecos antibalas han salvado las vidas de más de 3,000 oficiales de policía en todo el país durante el mismo período.

El pasado 28 de julio, el detective del Departamento de Policía de Nueva York, Mario Muñiz, recibió varios disparos, incluyendo uno en el pecho, al intentar ejecutar una orden de detención de un presunto depredador sexual. La bala que golpeó su pecho fue detenida por el chaleco antibalas, lo que le salvó la vida, según el comisionado de Policía, William Bratton.

?>