Argentina podrá pagar algunas de sus deudas

El juez estadounidense Thomas Griesa autorizó ayer al banco JP Morgan a pagar de manera excepcional intereses por bonos argentinos reestructurados. El magistrado considera por única vez que estos intereses no podían ser incluidos en su sentencia a favor de los fondos especulativos.

La decisión no modifica el bloqueo que el juez mantiene sobre los $539 millones depositados por Argentina en el Bank of New York Mellon para abonar intereses de bonos reestructurados bajo legislación estadounidense en los canjes de 2005 y 2010. Esta es la decisión judicial que colocó al país en situación de default parcial.

Antes de la autorización a JP Morgan, Griesa había fallado en el mismo sentido el 28 de julio a favor del banco Citibank y el pasado viernes había ampliado la orden a los agentes de pago europeos Clearstream (con sede en Luxemburgo) y Euroclear (con sede en Bélgica), por los que transita el dinero en su camino a los bonistas en Europa.

Griesa, además, y pese a las críticas de Argentina, mantiene a Daniel Pollack como mediador de un caso para el que ha instado continuar las negociaciones.

Argentina, por su parte, dice que se presentará en la Corte Internacional de Justicia de La Haya para reclamar por la sentencia de Griesa que favoreció a los fondos que no aceptaron la reestructuración de la deuda. Algunos juristas afirman que La Haya no admitirá a trámite el caso

?>