¿De qué nos quejamos?

Crecen las protestas por abusos de mercadeo telefónico pero son los servicios de los autos los que más descontento generan
¿De qué nos quejamos?
Las quejas por violaciones a las prohibiciones impuestas por la Do-not-call list son lasque más crecen.
Foto: Shutterstock

Esa llamada a la hora de la cena ofreciéndole un crucero a un buen precio y otras interferencias telefónicas similares sacan de sus casillas a muchos consumidores que pusieron su nombre en la lista llamada Do-not-call (no llamar).

El objetivo de esta lista es evitar, precisamente, ese tipo de molestias. Pero las llamadas son tan frecuentes que estas violaciones y otros abusos cometidos por empresas de mercadeo telefónico son las quejas de los consumidores que más están creciendo.

Así lo pone de manifiesto un estudio sobre quejas de los consumidores en 2013 que han hecho público La Federación de Consumidores de América (CFA) y los Investigadores para la Protección del Consumidor Norteamericano.

Según Susan Grant, directora de la CFA, gracias a la tecnología se pueden cometer más abusos. De hecho, el informe explica que uno de los problemas de las agencias de protección del consumidor en este momento es que muchos fraudes y violaciones de leyes proceden de otros países.

Pese al crecimiento de estos problemas, que probablemente aumentarán en 2014 debido al cramming (los contratos encubiertos de servicios de mensajería celular), el sector que más quejas genera entre los consumidores es el de los servicios de los carros.

Las publicidades engañosas en la venta de carros nuevos o usados, las falsas alegaciones sobre estos, reparaciones defectuosas, disputas sobre contratos de leasing y las grúas encabezan el ranking de las protestas.

En el podio de las frustraciones de los consumidores están en segundo lugar las obras de mejoras en el hogar y construcción sobre todo por trabajos defectuosos o porque los trabajos contratados a veces no se terminan y, en ocasiones, incluso no se llegan ni a empezar.

Por supuesto los reguladores lidian con quejas referidas al crédito y débito de los consumidores y eso convierte a estos servicios en los terceros en la lista de las quejas más frecuentes. Normalmente estas llegan por disputas de facturas y comisiones, modificaciones hipotecarias y fraude relacionado con estos préstamos además de servicios para alivio de deudas, créditos abusivos o tácticas improcedentes en el cobro de deudas.

El resto de las quejas más frecuentes se registran en sectores como las ventas al por menor y los servicios al hogar como el cable, la electricidad o el gas.

Los consumidores también han perdido la paciencia con productos relacionados con la salud, los fraudes de las loterías, las propuestas de trabajo desde el hogar y timos en cheques, entre otras cuestiones