Conmemorarán 20 años de la ‘crisis de los balseros’

Evento histórico provocó la política de 'pies secos-pies mojados' de EEUU

Conmemorarán 20 años de la ‘crisis de los balseros’
Instalación del artista Coco Fusco, una reflexión sobre los balseros.
Foto: EFE

Miami — Un acto de recordación realizará el condado de Miami-Dade el próximo 20 de agosto para conmemorar el vigésimo aniversario de la llegada de 50,000 cubanos vía maritima en un episodio que se conoce como la “crisis de los balseros“.

El arribo se produjo entre el 11 de agosto y el 13 de septiembre de 1994, cuando el Gobierno cubano autorizó la salida de quienes desearan irse por sus propios medios de la isla.

“Nos sentimos felices con esta celebración del éxodo cubano de 1994, que cobra voz en este gran exilio que nos abrazó como nuestra segunda patria”, señaló en un comunicado Alicia García, directora de la Fundación Éxodo 94, organizadora del acto conmemorativo.

Explicó que la organización, centrada en recordar a “todos aquellos que se lanzaron al mar en aras de la libertad”, ha trabajado a fondo con las autoridades del condado de Miami-Dade y ciudades para que el evento esté a la altura de la comunidad cubana en el exilio.

Este “periodo especial”, como fue llamado, dio como resultado las conversaciones que en 1996 llevaron a la aprobación de la política estadounidense de “pies secos-pies mojados”, que establece que los cubanos que llegan a suelo de Estados Unidos pueden quedarse, mientras que los interceptados en el mar, aunque sea a pocos metros de la orilla, son devueltos a la isla.

La conmemoración y proclama por parte de las autoridades del condado se llevará a cabo en el parque Amelia Earhart, en la ciudad de Hialeah, aledaña a Miami, para, posteriormente, en la localidad de Sweetwater, disfrutar con el festival Sabor a Cuba.

García destacó que la meta principal de la Fundación es “cambiar la visión que existe en la actualidad del balsero”, y, en esa línea, aclarar que el “balsero no arriesgó su vida por un problema económico”, sino por los “sueños de libertad que le son arrebatados”.

“El balsero sale de Cuba persiguiendo estos sueños y sobre todo la libertad de expresión que le es negada”, subrayó la activista.

Con información de EFE