Lincoln busca

El nuevo modelo MKC marca la diferencia con su compuerta trasera

Este modelo le permite a Lincoln extender sus luces traseras.
Este modelo le permite a Lincoln extender sus luces traseras.
Foto: fotos suministradas

@enriquekogan

Si la mira con detenimiento, la puerta trasera envolvente en el nuevo Lincoln MKC, es diferente a los de la mayoría de los SUV’s.

Debido a que la compuerta levadiza del MKC tiene una forma curvilínea tan compleja, se debe hacer tres paradas en la linea de montaje, antes de ser fijada al vehículo.

La puerta trasera se ofrece a los propietarios con una abertura trasera más grande, en el que se puede colocar la carga mas fácil. Pero la principal razón de los diseñadores de Lincoln fueron las longitudes adicionales, crear la puerta trasera con un nuevo estilo y con una forma más bella.

Los funcionarios Lincoln dicen que el diseño requiere una amplia colaboración entre sus brazos de diseño, ingeniería y fabricación y el proveedor “Amino Norteamérica”.

El ingeniero jefe del MKC, John Jraiche, dijo que puerta trasera envolvente es como un rompecabezas en 3D. “Esta idea diseño surgió debido al espacio en el segmento que queríamos estar”.

Como Lincoln se esfuerza por reinventarse y atraer clientes más jóvenes, la automotriz se está tratando de diferenciarse con diseño distintivo, moderno y americano. De ahí el estilo complejo y la compuerta levadiza.

La compuerta levadiza MKC consigue su comienzo en la pequeña fábrica de Amino en St. Thomas, Ontario.

Amino, filial de Amino Corp. en Fujinomiya, Japón, se especializa en la hidroformación para producir piezas que son demasiado complejas para el estampado convencional. La mayoría de las prensas de estampado emplean troqueles macho y hembra para estampar piezas. El Hydroforming prescinde de la matriz hembra, utilizando agua a alta presión en su lugar.

La hoja de hidroformación requiere solamente un dado por panel y permite formas complejas para ser formadas en menos pasos que con el estampado tradicional.

La compuerta levadiza del MKC no puede ser fácilmente grabada en una prensa convencional. Muchos liftgates de los centros de montaje son relativamente planos y rectangulares.

Esta forma de puerta, le permite a Lincoln extender sus luces traseras a través de la puerta trasera sin interrupción por el cierre de líneas. Las luces traseras contienen 163 LEDs.

Una vez que la pieza se estampa, se envía a una planta de estampado de Ford en Wayne, Michigan, donde está empatada con un panel interior mediante soldadura láser. Los dos paneles se unen con un procedimiento de matriz y punzón.

La compuerta levadiza, que pesa 47 libras en ese momento, es entonces transportada en camión a Louisville para el montaje final.

“En términos de inversión inicial, es probablemente menor que el costo del estampado convencional, pero cuando se habla de la parte general de los costos, es un poco más debido a que su velocidad de la línea es más lenta”, dijo el presidente de Amino Norteamérica, Trent Maki Maki